Una ambulancia en el lugar donde se produjo la agresión
Una ambulancia en el lugar donde se produjo la agresión - G. MAPS
Agresión

Un joven es degollado en Marbella en la puerta de una céntrica discoteca

Los servicios sanitarios consiguieron salvarle la vida y el agresor ingresó en prisión por intento de homicidio

MarbellaActualizado:

Salió a celebrar la Noche Vieja y casi le cuesta la vida. Pasadas las 6.00 horas de la mañana, cuando cerró la discoteca del centro de Marbella en la que estaba celebrando, salió del local y tuvo un encontronazo con otro chico. Un marroquí de 25 años que, tras la discusión, trató de matarlo cortándole el cuello en la misma puerta de la discoteca. Las cámaras de seguridad del local captaron toda la secuencia, lo que permitió la rápida identificación del agresor y su posterior detención.

La víctima es un joven conocido en la ciudad por trabajar como camarero en un bar de copas de Marbella. El agresor había estado empleado en la cocina de un restaurante. Según las fuentes consultadas, en las imágenes de la cámara se vería a los dos chicos hablar y luego comenzar a discutir. En un momento dado, el agresor se marcha dejando la disputa. Sin embargo, la víctima se queda en la céntrica avenida del Mar, junto al parque de La Alameda, un lugar muy céntrico.

Al tiempo el agresor regresa y lo degüella con un arma blanca de grandes dimensiones. Las fuentes consultadas apuntan a que, en el visionado de las cámaras, se atisba lo que parece «una especie de catana o un chuchillo de grandes dimensiones».

La rápida actuación de los servicios sanitarios, que lo trasladaron rápidamente al hospital para su atención, consiguió salvar la vida del joven, que dejó en el lugar donde se produjo el apuñalamiento «un gran charco de sangre». Según fuentes de la investigación, sufre dos cortes en el cuello, pero su vida ya no corre peligro.

Se recupera de lo ocurrido, mientras el agresor fue enviado a prisión por la autoridad judicial acusado de un delito de tentativa de homicidio por los hechos narrados.

No fue la única reyerta que hubo en Marbella esa mañana. El año entró caliente y con la Policía Nacional corta de efectivos. Solo tres coches patrulla prestaban servicio en la ciudad la mañana de Año Nuevo y, entre la hora de cierre de las discotecas, sobre las 6.00 horas, y el mediodía tuvieron que atender, al menos, una quincena de emergencias entre reyertas y agresiones, que se produjeron tras la conclusión de la noche festiva para la entrada del 2019.