Entrada a la vivienda de los abuelos del niño caído en un pozo en Málaga/ Continúa la búsqueda del niño que cayó a un pozo en Málaga - Jesús Mérida/ Vídeo: EP

El hermano de Yulen, el niño que cayó a un pozo en Totalán (Málaga), murió con tres años

La familia se agarra a la esperanza de volver a ver al pequeño con vida, mientras siguen los trabajos de rescate en la finca familiar

Los bomberos salvan un tapón de 30 centímetros en el pozo donde cayó el niño de Málaga

Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Victoria y José viven una pesadilla difícil de superar. La joven pareja se enfrenta a la incertidumbre de qué pasará con el pequeño Yulen, atrapado en un sondeo de agua de 25 centímetros de ancho por 110 metros de profundidad en una finca familiar del municipio malagueño de Totalán. Guardan la esperanza de volver a verlo con vida, pese a que pasan las horas y las tareas de rescate siguen topándose con obstáculos. No quieren volver a vivir el calvario de perder a otro hijo, como ya les pasó en mayo de 2017.

La familia, natural de la barriada malagueña de El Palo, sufrió la trágica pérdida de Oliver de tres años en mayo de 2017. «Ahora se van a cumplir dos años», recuerda una vecina de su abuela Mamen, que no se encuentra en casa. Como cada día la mujer ha salido a vender por el barrio. Coloca un puesto sin licencia en la zona conocida como «las cuatro esquinas» en la barriada. «Se sacan así un dinero para comer», explica otro de los vecinos, mientras un joven grita en una esquina «¡Hay periodistas en el barrio! ¡Son periodistas!».

Es una zona deprimida de la capital, donde Miguel Sánchez, abuelo paterno de Yulen, recuerda la trágica historia familiar. «El mayor se fue de una muerte súbita», reconoce el abuelo, que señala que la familia está destrozada por lo que está ocurriendo. «Llevamos toda lo noche pegados a la televisión, esperando que digan buenas noticias», afirma el abuelo, que dice que Victoria y José están en la finca, «junto a sus primos». «Estaban los cuatro allí haciendo una comida, cuando pasó todo. Yulen estaba jugando con su primo», reconoce Miguel Sánchez.

Los equipos de rescate han encontrado evidencias de que el niño está en el pozo

En El Palo es una familia muy conocida y con pocos recursos económicos. Las viviendas donde viven los abuelos paternos son antiguas corralas de protección oficial en las antiguas viviendas de pescadores. Los padres se marcharon a otras de VPO cerca de Playa Virginia. «A Yulen lo veíamos aquí jugar con nuestros nietos y ahora estamos pendientes de que hagan un agujero para sacarlo del pozo», afirma una vecina de la abuela.

Los trabajos siguen en la finca familiar de Totalán. Los equipos de rescate han encontrado evidencias de que el niño está en el pozo. Una bolsa de chucherías y un vaso con el que Yulen estaría jugando dan esperanza. Los abuelos se agarran a unos llantos que oyeron los padres para guardar esperanza, mientras que se trabaja por despejar el camino en el agujero.

Esta noche se ha roto un tapón de 30 centímetros para seguir accediendo. Las labores son complicadas por la estrechez y por los peligros de derrumbe. En El Palo los vecinos desean soluciones. «Dicen que van a traer una máquina para abrir un agujero en tiempo récord y entrar a por el niño», comenta esperanzada una de las vecinas de su abuela.