Julián Díaz en su atención a los medios de comunicación
Julián Díaz en su atención a los medios de comunicación - F. SILVA
RESCATE DE JULEN

La Guardia Civil a los 10 días de rescate: «Los padres de Julen son un ejemplo de aguante y superación»

Se encuentran atendidos por un grupo de psicólogos, arropados por familiares y amigos con la esperanza puesta en el milagro

La carta viral sobre el rescate de Julen del pozo de Totalán: «La gente de este país es la hostia»

Totalán Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sigue la espera, que se hace eterna frente a la montaña que se tragó a Julen el pasado domingo 13 de enero a las 14.00 horas. El niño jugaba junto a un pozo de 25 centímetros de ancho por 110 de profundidad cuando se encajó en la estrecha boca, su padre se lanzó, pero el niño se le escapó de las manos. Desde ese momento viven con la mirada clavada en la montaña donde está Julen. Esperando que los equipos de rescate puedan acceder al corazón del Dolmen del Cerro de la Corona de Totalán para sacar al menor de sólo dos años. «Están siendo un ejemplo de aguante y superación», apuntó Julián Díaz, teniente de la Guardia Civil en la zona.

Los problemas técnicos se complican y la espera completa ya el décimo día. «Nadie se puede poner en la piel de lo que están pasando estos padres. Mirarles a los ojos y verles bien, o aparentemente bien, no tiene palabras», afirma el teniente Díaz. «Seguimos con la esperanza de sacarlo con vida», afirmó Juan José Cortés, padre de la pequeña Mari Luz, que está en Totalán para apoyar a los padres ante la tragedia, que están atendidos las 24 horas por un grupo de psicólogos.

«Se puede producir un milagro en cualquier situación o momento. Cosas más extraordinarias han pasado», remarcó Cortés, que dijo que hay que mantener la esperanza, porque «de otra forma no se puede mantener a una persona en esta situación». «Hay que inyectar esa ilusión. Es difícil de gestionar por el sentimiento y el dolor», remarcó Cortés, que señala a que «un abrazo les viene muy bien y los contratiempos lo magnifican todo».

Ante esto, pidió que se deje de «alimentar la esperanza» y desveló que se les han cantado alabanzas y sacado canciones de esperanza. «Les da un subidón. He orado con ellos y todo eso suma para contrarrestarlo todo. Todos esperamos el milagro», concluyó Cortés, que les visita junto a los familiares y amigos de los padres de Julen.