Elías Bendodo, flanqueado por Marina Bravo y Raúl Jiménez
Elías Bendodo, flanqueado por Marina Bravo y Raúl Jiménez - FRANCIS SILVA
NATURALEZA

El éxito de la Gran Senda dinamiza la economía del interior de Málaga

Más de 1,5 millones de personas han pasado ya por la sucesión de senderos creada por la Diputación malagueña

MÁLAGAActualizado:

Ya no sólo es el Caminito del Rey. La Gran Senda de Málaga se está consolidando como uno de los grandes atractivos turísticos de la provincia, registrando 1,5 millones de senderistas al año desde su puesta en marcha, a inicios de 2014. Además, ha propiciado la creación de alojamientos turísticos en su entorno.

Más de 656 kilómetros dispuestos de forma circular conforman este punto de encuentro para los amantes del medio ambiente, deporte y turismo, que han supuesto «todo un revulsivo económico para la provincia, generando nuevas oportunidades de empleo siempre desde el respeto al medio ambiente», han indicado desde la Diputación en un comunicado.

Este proyecto, que une 51 municipios entre senderos, para ser recorridos a pie o bicicleta, es una apuesta de la Diputación de Málaga por el turismo activo y el deporte al aire libre, «fomentando el interés por los espacios naturales, así como las visitas a los municipios malagueños».

Destaca también que los alojamientos del entorno de la Gran Senda han experimentado un crecimiento muy destacado desde 2014, concretamente del 145,2 por ciento, pasando de 858 a 2.104, según los datos del estudio elaborado por Turismo y Planificación Costa del Sol.

Por otra parte, unos 200 alojamientos, bares, restaurantes y empresas de servicios que se encuentran ubicadas o que desarrollan su actividad en el recorrido de la Gran Senda cuentan con el distintivo «Establecimiento Gran Senda de Málaga». Esta es una forma de promocionar la Gran Senda, facilitando a su vez que los aficionados al senderismo conozcan los establecimientos en los que se ofrece información sobre las etapas del GR-249 y sobre la Credencial de Gran Senderista que también ha puesto en marcha la Diputación.

Además, recientemente, se ha creado otro distintivo, el de Amigos de la Gran Senda, dirigido a establecimientos que no están ubicados en el recorrido de las rutas senderistas, pero que colaboran ofreciendo información y consejos sobre las etapas, que cuenta con otras 200 entidades ya inscritas.

Igualmente, desde la Diputación de Málaga, se está impulsando la creación o habilitación de albergues municipales en diversos pueblos para animar a que los senderistas puedan pernoctar en localidades que no cuentan con otro tipo de alojamiento.

Según el estudio elaborado por Turismo y Planificación, este turista, es decir, el visitante que pernocta, de la Gran Senda de Málaga procede de Andalucía. El 40 por ciento corresponde al mercado nacional y uno de cada tres de estos proceden de la región.

El segundo grupo más numeroso es el procedente de la Comunidad de Madrid, que supone uno de cada cinco turistas nacionales. Les siguen los de la Comunidad Valenciana y Cataluña.

En cuanto a los extranjeros, son los británicos los más visitan el sendero, seguidos de los franceses. También destacan los procedentes de Alemania, Bélgica, Holanda, Italia e Irlanda.

En general, el turista que visita la Gran Senda cuenta con un presupuesto de 492 euros y cerca de la mitad de ellos se aloja en hoteles, aunque también destacan los que pernoctan en apartamentos, viviendas alquiladas y casas rurales.

Entre las principales actividades que realizan estos turistas son el senderismo, montañismo, cicloturismo, visita a parques naturales, actividades de sol y playa combinadas con la visita a la Gran Senda, turismo cultural, rutas a lugares históricos y actividades gastronómicas, especialmente tapeo.

Precisamente, para incidir en la importancia de esta Gran Senda y en el atractivo que supone para Málaga, el pasado viernes se inició una campaña promocional bajo el eslogan «Descubre tu grandeza» que abarca prensa escrita, radio, televisión, medios digitales y redes sociales y de la que informó ayer martes el presidente de la Diputación, Elías Bendodo.

En cuanto a los impactos, se espera que genere 45 millones. Finalizará el 31 de diciembre y el objetivo es atraer al público nacional y darle a conocer una faceta más desconocida de la provincia, el interior, el turismo verde y el contacto con la naturaleza.