Hospital Costa del Sol en Marbella
Hospital Costa del Sol en Marbella - Archivo
SANIDAD

Cae por las escaleras y muere de un fallo multiorgánico por un «error de diagnóstico» en Marbella

El TSJA condena a la Consejería de Salud de Andalucía por la muerte de una mujer 69 años en el hospital Costa del Sol

MarbellaActualizado:

Fue un error de diagnóstico y luego un mal seguimiento de la paciente lo que le produjo la muerte. Eso reza la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictada contra la Consejería de Salud de Andalucía y el Hospital Costa del Sol de Marbella. Se les obliga a indemnizar con 185.457 euros a la familia de una mujer malagueña fallecida. Una paciente de 69 años que sufrió, el día 29 de marzo de 2015, una caída y se precipitó por unas escaleras.

Tras el accidente, fue trasladada de inmediato al Servicio de Urgencias del hospital Costa del Sol de Marbella donde, tras una exploración física y una serie de pruebas radiológicas, se le dio el alta, pese a sus «intensos dolores». Se indicaba, según la sentencia a la que ha tenido acceso ABC, que no había «líneas de fractura». Sin embargo, esto era erróneo.

La paciente pasó varios días postrada en la cama y sin poder levantarse por la «intensificación progresiva de los dolores». La familia llamó al 061, ya que la situación no mejoraba. Una ambulancia acudió al domicilio, le inyectó un antinflamatorio y un relajante muscular, para el dolor, que achacaron «a la contusión». Pero no remitía y la familia, al día siguiente, volvió a llamar al 061, que esta vez sí, la trasladó al hospital Costa del Sol.

«Fracturas múltiples»

En el centro médico el 29 de marzo se le hizo un TAC de columna lumbar, que puso de manifiesto que se había cometido un «error de diagnóstico» días antes. En esta ocasión el informe aclaró que la anciana sufría «fracturas múltiples» y que tenía «un acuñamiento de los macizos del cuerpo vertebral de L1». A esto sumaba el «desplazamiento del muro posterior que ocupa casi la mitad del canal óseo». Le vieron una «fractura de la apófisis transversa izquierda de L1 y L2» y la dejaron pendiente de una operación.

Fue 11 días después cuando se le operó. El 9 d abril de 2015 le realizaron una artrodesis vertebral. Damián Vázquez, abogado del «Defensor del paciente», apunta que la sentencia remarca el «deficiente seguimiento» de la paciente que se hizo, por parte de los médicos del hospital marbellí, tras la operación. Dice esta sentencia que, el 13 de abril de 2015, la herida quirúrgica comenzó a supurar.

La familia volvió a llamar al 061 y regresaron al hospital Costa del Sol, donde diagnosticaron «seroma de herida quirúrgica» y se hizo constar en el informe el temor a la derivación en absceso e infección y se remarcó que tenía «apósitos manchados de forma abundante». Las curas se fueron realizando, pero la anciana se vio obligada a volver a Urgencias por abundante exudado y por presentar dolor costal.

Sepsis grave

La sentencia dice que no se le prestó atención a un «posible proceso infeccioso con evidente mala praxis» y le dieron el alta domiciliaria. Sí se le realizaron analíticas, se verificó que el drenaje de la herida se mantenía «achocolatado», para finalmente confirmar que era una «sepsis grave secundaria por la infección de la herida quirúrgica en postoperatorio de la artrodesis de columna vertebral».

No se consiguen remitir los problemas y la vuelven a operar el 26 de abril. En la intervención, tuvo hipotensión y oligoanuria, por lo que ingresó tras ésta en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde su situación derivó en un «shock séptico refractario». Sufrió un «fracaso renal oligoanurico y una disfunción hepatocelular». Se le vieron «signos de encefalopatía séptica» y acabó con una «acidosis metabólica severa y refractaria». Un cuadro clínico que le produjo un fallo multiorgánico y la mató el 28 de abril de 2015. La causa de todo, según la sentencia, es una «negligencia médica».

El fallo de TSJA expone que, tras la cirugía inicial, «un manchado seroso de la herida se puede considerar normal, pero no habitual, y que se demoró el tratamiento de la paciente hasta el 26 de abril, para valorarla mejor y proceder a la limpieza quirúrgica, cuando la primera valoración se hace el 19 de abril en Atención Primaria y posteriormente el 24 de abril se le realizó una cura en consulta sin tomar cultivo ni realizar analítica».