El delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Málaga, Carlos Bautista Ojeda
El delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Málaga, Carlos Bautista Ojeda - SUR
SANIDAD

Un dibujo en la cocina: así denuncia la Junta la desidia del PSOE con el tercer hospital de Málaga

El nuevo delegado de Salud sube un video a las redes para demostrar que la promesa «fue un engaño más»

MálagaActualizado:

Si alguien creía que con su fichaje iba a lograr domeñar a Carlos Bautista, se equivocaba de plano. El nuevo delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Málaga, el más fiero estilete en la provincia contra las políticas sanitarias socialistas desde su puesto de médico de familia, continúa fiel a su particular estilo.

Bautista ha subido un video a su canal de youtube en el que denuncia que los anteriores gestores de la Consejería apenas dejaron un dibujo sobre el tercer hospital que la capital malagueña lleva demandando décadas. Y confronta esa actitud con la del nuevo Ejecutivo.

En realidad, Bautista realiza él mismo un dibujo de lo que sería un hospital. Lo hace en la cocina de su casa, ayudado por varios rotuladores y después de haber disfrutado una copa de vino tinto que aparece ya vacía en la mesa desde la que realiza la denuncia.

«Este es el tercer hospital que nos han dejado los socialistas», afirma, tras concluir el dibujo. «16 años prometiéndoselo a los malagueños y a los andaluces y han dejado esto. Ni siquiera los planos de por dentro», se queja. Una vez concluido el boceto, continúa enseñando el papel a la cámara para ejemplificar la «nada» del proyecto que han recogido: «de canto no se ve nada y por detrás nada tampoco porque es un papel en blanco».

Frente al folio plagado de colorines, el delegado confronta con lo realizado con respecto a esta infraestructura por el Gobierno de PP y Ciudadanos. «En un mes, desde el nuevo gobierno ya hemos hecho esto», afirma blandiendo un mazo de carpetas con el logo de la Junta.

Bautista no enseña esos papeles ni concreta cuáles son las actuaciones reales que se han realizado. «Los que estamos aquí preferimos callarnos y seguir trabajando; lo dirá mi presidente o mi consejero, no es mi competencia», se excusa. Pero sí pide sosiego frente a las exigencias de que se resuelvan ya los déficits heredados: «La diferencia es vistosa; tened paciencia», reclama mientras rompe el dibujo.

Poco antes de que se produjese el traspaso de poderes en Andalucía, la consejera socialista de Salud visitó Málaga para p resentar el plan funcional de este tercer hospital. Habló de cerca de 162.000 metros cuadrados de construcción para un centro que contaría con contará con 816 habitaciones individuales, «que podrán convertirse en dobles si fuese necesario». dotadas con los modelos «más evolucionados de asistencia sanitaria.