Carmen González, Carlos Bautista y Francisca Muñoz, portavoces de «Basta Ya»
Carmen González, Carlos Bautista y Francisca Muñoz, portavoces de «Basta Ya» - F.L.
SANIDAD

El «Basta Ya» de los médicos malagueños ante las «mentiras» del SAS

Una plataforma surgida de forma espontánea con base en un grupo de WhatsApp lidera las protestas por el desmantelamiento de la Atención Primaria

MÁLAGAActualizado:

Tenía que ser en verano. No por las altas temperaturas, que en Málaga hasta el momento no han sido asfixiantes. Pero sí porque es en la época estival cuando las costuras de la sanidad pública andaluza saltan por los aires, especialmente en lo tocante a la atención primaria. Después de las iniciales promesas del Servicio Andaluz de Salud de cubrir a la totalidad de la plantilla en estos meses, los médicos se han encontrado con que en el distrito de la capital sólo se ha sustituido a diez profesionales (siete médicos de familia y tres pediatras) de los 412 que forman la plantilla. Ello para cubrir un número de usuarios potenciales que supera el medio millón de personas (más el aluvión de visitantes de estos meses).

Ante esa tesitura, y de manera espontánea, se ha creado el movimiento «Basta Ya», responsable en su primer informe de esta denuncia sobre el bajo nivel de sustituciones estivales. Todo partió de una reunión un viernes por la tarde hace algunas semanas en el centro de salud de Huelin en la que a los médicos se les comunicó que deberían hacer guardia por las tardes en otros centros, con el objetivo de cumplir la promesa de la administración de que no se cerrasen en verano. Sin mayor remuneración y con sólo una hora de intervalo entre el cierre de la consulta matutina y la apertura de la vespertina. El cabreo de los profesionales fue tal que comenzó a gestarse un grupo de WhatsApp entre los más descontentos. «Ese mismo fin de semana ya se habían unido más de 200 compañeros, algunos con un espíritu de lo más incendiario», revela a ABC Carlos Bautista, médico de familia de ese centro de salud.Hoy ya son más de 300.

A partir de ahí el movimiento se fue multiplicando, amplificado por la viralidad de las redes sociales. «Los compañeros nos enviaban su día a día en la consulta, con historias absolutamente espeluznantes», comenta Carmen González, otra de las doctoras que ha cogido las riendas de la plataforma. «Los centros de salud ya eran un polvorín; venimos asistiendo desde hace años al desmantelamiento sistemático de la atención primaria, con todo lo que ello comporta», añade.

«Proponemos una operación rescate de los médicos expulsados de la comunidad»
Carlos Bautista , médico

Así las cosas, vieron pronto la necesidad de canalizar el enfado. El grupo de la aplicación de mensajes se quedó pequeño (sólo admite un máximo de 256 integrantes). Han celebrado ya dos asambleas, creado tres grupos de trabajo y, a día de hoy, han abierto cuentas en Facebook y Twitter y un blog en el que a diario se vierten esas «terroríficas» experiencias vividas en las consultas. «Me han llegado a decir directamente que debía escoger entre ser madre o médico dependiente de la bolsa, pero que ambas cosas eran incompatibles. Y lo peor y más triste… es que es cierto». Así se desahogaba ayer una joven médico en este blog.

Aquí se alojan también los videos que ha comenzado a grabar Bautista, devenido en «Spiriman» malacitano, aunque pretenda diferenciarse de la figura del granadino. Este doctor linarense, que fuera eurodiputado por el PA, va cogiendo soltura en sus denuncias. Especialmente desde que su primer video se hiciera viral después de revelar que había atendido a 70 pacientes en una sola mañana. Ya molesta, y por eso asegura que ha recibido de manera indirecta algún toque. «Me han sugerido que hay a quien no le gusta que grabe desde la consulta; supongo que se trata de ir intimidando poco a poco», reflexiona. Los últimos están grabados en playas o jardines. Por si acaso.

Desde «Basta Ya» han entrado ya en contacto con colectivos de otras provincias, como el Foro Andaluz de Atención Primaria de Granada o la Plataforma por una Sanidad Digna de Huelva. Pero el epicentro de su protesta es el distrito Málaga. Exigen la destitución de su equipo directivo. Responsable, denuncian, de una situación«desesperante». Aquí es donde se ofrecen los «peores» contratos, lo que viene a explicar la carestía de médicos. «Proponemos una operación rescate de los médicos andaluces expulsados de la comunidad. Tienen nombres y apellidos y eso lo podríamos hacer mañana», expresa Bautista. De momento no plantean movilizaciones. «A seguir y haciendo buena medicina», es su receta.