El alcalde de Mijas con Albert Rivera en Mijas
El alcalde de Mijas con Albert Rivera en Mijas - ABC
Caso Espionaje

El alcalde de Mijas intenta torpedear la investigación por el espionaje a ediles

Tras intentar desacreditar al perito judicial, Ciudadanos trata de revocar la auditoría y la oposición la saca adelante con su mayoría de votos

MijasActualizado:

El alcalde de Mijas llegó con su abogado al consejo de administración de Mijas Comunicación. Al comenzar la reunión este viernes intentó acabar con la investigación que el perito judicial está llevando a cabo por el espionaje detectado a concejales y a trabajadores de la entidad pública. El caso destapado esta semana por ABC, está siendo investigado en una auditoría que se ha intentado parar por parte de Ciudadanos. Según el regidor en el consejo ha tomado esta actitud ante las «serias dudas» de la investigación, que su abogado tachó de «psuedoinvestigación».

Maldonado alega que la auditoría es «una estafa». El alcalde cuestiona en un comunicado la autoridad del perito. «¿Es realmente un perito judicial el que está llevando a cabo la investigación? ¿Tiene un mandato judicial que le habilite a llevar a cabo la investigación como perito judicial?», pregunta el alcalde que sigue dicendo que «¿Si estuviera actuando de oficio lo ha comunicado al juzgado? ¿Tiene la solvencia técnica para llevar a cabo este trabajo?». Tras el consejo el alcalde ha comunicado que ha emitido denuncia ante la Guardia Civil.

En base a estas preguntas, el abogado del jefe de Ciudadanos en Mijas intentó cuestionar también la autoridad del perito judicial, llegando a pedir hasta su titulación universitaria. Según fuentes consultadas por este diario, que no pueden ser reveladas por el deber de sigilo de los asistentes a la reunión, le hicieron un interrogatorio «sobre su capacidad para hacer la auditoría», que se está llevando a cabo por el supuesto espionaje.

El consejo sigue adelante

Después de todo, se sometió a votación acabar con la investigación que está llevando a cabo el profesional y rescindir sus servicios, pero Ciudadanos perdió. Seguirá contra la voluntad del alcalde, Juan Carlos Maldonado, que junto a María del Carmen Carmona concejala del mismo partido, fueron los únicos que votaron a favor de rescindir los servicios del perito. PSOE, PP y el consejero de Costa del Sol Sí Puede votaron seguir con la investigación, por lo que el perito sigue teniendo poderes para continuar con su trabajo.

Las reacciones a esto no se han hecho esperar. El PSOE de Mijas envió un comunicado en el que confirmó que el regidor intentó «paralizar» la investigación. «En el consejo de Mijas Comunicación nos hemos sorprendido de que tanto Maldonado como Carmona han intentado que el perito no siga investigando para saber la verdad sobre el presunto espionaje», explicaron en un comunicado, donde dijeron no entender la actitud ya que, «tal y como publica el diario ABC, después de saber que uno de los trabajadores llegó a decir que tenía pruebas suficientes para meter al alcalde en problemas».

El caso de espionaje fue desvelado por ABC, después de que en el consejo de administración del pasado 22 de marzo, el perito judicial que está auditando las comunicaciones y los aparatos informáticos de la empresa descubriera una serie de programas espías en los ordenadores, cámaras ocultas y teléfonos «pinchados» de los concejales. «En el mueble de ahí detrás, hay información de todos vosotros», dijo el profesional, sobre unos expedientes que el anterior director de la entidad tenía «clasificados» con información de todos, excepto de la concejala de Ciudadanos que ha votado en contra con el alcalde.

En el juzgado

En aquella reunión el perito explicó que la trama podría tener «pinchadas» varias áreas del Ayuntamiento. El propio tesorero del Consistorio, ante las sospechas al detectar programas «raros», pidió paralizar el jueves toda actividad económica. Apagó los ordenadores y lo puso en conocimiento del alcalde, que pidió reanudar los pagos y cobros.

El PP llevó este viernes el caso a fiscalía, denunciando también que un trabajador habría amenazado con desvelar el «caso de 2019» en contra del regidor –información adelanta por este diario–. Tras todos estos hechos, el alcalde se ha plantado a las 12.30 horas en la empresa Mijas Comunicación acompañado de su abogado y, alegando que toda la investigación encargada por el propio consejo y aprobada por él mismo el pasado 22 de marzo era una «estafa», la ha intentado tumbar.

Los populares también mandaron un comunicado a última hora de la tarde del viernes en el que decían que el alcalde «demuestra desesperación». «No está bien que alguien que se dice alcalde cuestione públicamente a los habilitados nacionales un día, a la dirección de la empresa Mijas Comunicación o a sus trabajadores al otro, y hasta a un perito informático ahora», afirman.