Droga aprehendida por la Guardia Civil tras el registro del vehículo
Droga aprehendida por la Guardia Civil tras el registro del vehículo - Guardia Civil

Detenido en Jaén con 41 kilos de hachís en su vehículo

El nerviosismo del conductor motivó que los agentes de la Guardia Civil le ordenaran estacionar en la autovía A-44

JaénActualizado:

La Guardia Civil de Jaén ha detenido a un hombre como presunto autor de un delito contra la salud pública al encontrarle en el vehículo en que viajaba 41 kilos de hachís. La detención ha tenido lugar en la autovía A-44, sentido Madrid tras dar el alto al conductor agentes de la patrulla de seguridad ciudadana del municipio de Villargordo.

En la aprehensión de la droga ha colaborado también la patrulla del subsector de tráfico y el servicio cinológico (perros policías) del cuerpo de seguridad del Estado, según ha resaltado la Guardia Civil, que ha informado de que los agentes observaron que el conductor del vehículo mostraba signos de nerviosismo, por lo que ordenaron que estacionaran.

Los agentes inspeccionaron la furgoneta, donde encontraron 41,765 kilos de la sustancia estupefaciente, tras identificar al conductor, un vecino de Granada de 37 años de edad, que, previsiblemente, será puesto a disposición de la autoridad judicial.

La detención se produce después de que la Guardia Civil arrestara a un vecino del municipio jiennense de Los Villares, de 31 años de edad, como presunto autor de otro delito contra la salud pública al descubrir los agentes una plantación de marihuana en el interior de una vivienda del que era inquilino.

Para el cultivo de las plantas, se auxiliaba de ventiladores, aire acondicionado, lámparas de alta potencia y transformadores. Al respecto, la Guardia Civil le imputa también un delito de fraude en el fluido eléctrico, ya que presuntamente había manipulado el contador.

Previamente al registro, la Guardia Civil había detectado movimiento de personas, que se dirigían a ese domicilio, aparentemente a comprar sustancias estupefacientes. Llegó a identificar a algunos de ellos, que portaban sustancias para consumo propio.

En vista de los indicios relacionados, la Guardia Civil llevó a cabo un registro en la vivienda, donde localizó 75 plantas de marihuana, de altura media y próxima a ser recolectada. Asimismo, intervino varios teléfonos móviles, un ordenador, una tableta electrónica, una libreta con anotaciones, dinero en efectivo, y varias bolsas de marihuana picada y lista para su venta, como demuestra el hecho de que llevaban inserto el precio.