Centenares de personas han aclamado al Rey durante su visita a Jaén
Centenares de personas han aclamado al Rey durante su visita a Jaén - Manuel Miró
Sociedad

El Rey defiende en Jaén la España vaciada

Apuesta en la provincia andaluza porque se garanticen en las zonas rurales condiciones dignas de empleo, vivienda, sanidad e infraestructuras

JaénActualizado:

La España vaciada tiene un nuevo defensor. El Rey Felipe VI ha pedido este jueves en Jaén que los jóvenes del mundo rural tengan las mismas oportunidades y beneficios que los que desarrollan sus vidas en las ciudades españolas. Tras hacer hincapié en que en el 85 % del territorio nacional reside únicamente el 20 % de la población, el monarca ha resaltado que estos porcentajes aclaran que el reto demográfico, derivado de la despoblación, es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta España. Tanto más cuento que «cerca del 13 % de nuestro territorio corresponde a municipios escasamente poblados».

Felipe VI ha realizado esta declaración en la clausura del II congreso nacional de jóvenes agricultores celebrado por la organización Asaja en la provincia en la que, según ha resaltado el Rey, mayor peso específico tiene el sector primario en la economía. Como acredita su paisaje, «moldeado por nuestros agricultores y ganaderos» con un cultivo, el olivar, «generador de riqueza y empleo» que ha sido capaz de mantener «un medio rural vivo y dinámico».

En este sentido, el Rey ha destacado que las posibilidades de crecimiento y desarrollo de las zonas rurales están ligadas a la permanencia de población con edades intermedias, por cuanto son generalmente las responsables del trabajo productivo y de la renovación del tejido social. Y para lograr esa permanencia es necesario, a su juicio, que las perspectivas de vida estén garantizadas dentro de unas condiciones mínimas y dignas de empleo, acceso a la vivienda, internet, sanidad e infraestructuras.

Enumeradas las dificultades, el Rey ha ensalzado las «indudables oportunidades» que ofrece el medio rural. Ha destacado el desarrollo alcanzado por el «potente sector agroalimentario» español en las últimas décadas, cuya fortaleza ha quedado patente «durante la crisis», en la que ha demostrado tanto su solidez como su potencial para generar «riqueza y trabajo en toda España».

El Rey ha resaltado que el complejo agroalimentario genera casi el 11% del producto interior bruto de España y el 7 % del empleo del país. «Además, se trata de un sector netamente exportador con buenas perspectivas de desarrollo ante la creciente demanda global de alimentos de mayor calidad, como lo que de hecho producimos». «Y esta Andalucía que generosamente nos acoge es la mayor potencia agroalimentaria de España», a la que aporta un cuarto del valor de producción agraria y un tercio del valor añadido.

Felipe VI ha expuesto después que la agricultura de la próxima década será la de la revolución digital, por lo que «necesitamos un relevo generacional para aprovechar todo su potencial y que España siga siendo una potencia agroalimentaria de primer orden». En este punto, ha destacado que la administración europea, la nacional y las autonómicas se desarrollan ya medidas de apoyo para facilitar la incorporación de jóvenes a la actividad agraria.

«Sin embargo, además de facilitar su instalación, necesitamos que lo hagan con las mayores garantías de éxito, acompañándolos en todo el proceso a través de la formación y el asesoramiento» e incluso favorecer su integración en estructuras (cooperativas y empresas) que les permitan comercializar mejor sus productos”, que ha pedido que se remuneren adecuadamente.

El Rey ha sido precedido en el acto, que se ha celebrado en el teatro infanta Leonor, por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, aplaudido al anunciar que en el próximo consejo de gobierno se aprobará la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones en el sector agrario. También ha intervenido el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien ha apostado por la incorporación de jóvenes y mujeres a la actividad agraria.