Bernardo Montoya, entrando en los juzgados de Valverde - ABC

Crimen de Laura LuelmoMontoya se retracta ante la juez «Me inculpé por amor a Josefa»

El autor confeso del crimen de Laura Luelmo dice ahora que se deshicieron del martillo con el que afirma que su ex novia golpeó a la víctima cerca del paraje La Mimbrera

Actualizado:

En su segunda declaración ante la titular del Primera Instancia e Instrucción 1 de Valverde del Camino, que investiga el crimen de la joven zamorana Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) el pasado diciembre, el autor confeso del crimen, Bernardo Montoya, ha dado un paso atrás, como anunció ya desde la prisión a través de distintas cartas y por boca de su abogado.

El autor confeso del asesinato de la joven, que está declarando por vídeoconferencia desde la prisión sevillana de Morón –donde permanece internado-, ha manifestado que se autoinculpó y confesó el crimen «por amor» a Josefa, su ex novia, a la que ahora apunta como autora material, según ha manifestado a los periodistas su abogado, Miguel Rivera.

En un receso que la instructora después de varias horas de interrogatorio, el letrado ha indicado que Montoya – que se ha negado a responder a las preguntas de la acusación particular- ha confirmado el lugar en el que supuestamente su ex pareja y él se deshicieron del arma homicida, un martillo, y ha descrito el momento en el que se deshicieron del cuerpo de la víctima.

Según Rivera, el hasta ahora único imputado por el asesinato de Luelmo ha concretado donde se encuentra el martillo, cerca del mismo paraje en el que fue encontrado el cuerpo sin vida de Laura, próximo a La Mimbrera.

El representante legal de Montoya ha considerado posible que la instructora llame a declarar a Josefa, en el caso de que la declaración de hoy «cambie el rumbo de la investigación. «Primero hay que ver la solidez de su declaración, su credibilidad, lo que tiene de real», ha dicho.

En relación con este cambio de giro respecto a su primera comparecencia ante la instructora, cuando llegó a decir que lo haría otra vez, el abogado ha mantenido que «se refería al hecho de echar un cable» a Josefa. «Niega reiteradamente que lo hiciera, que matara a violara a Laura».

En el momento en el que se retome la declaración, el fiscal continuará con el interrogatorio y, por último, lo hará el abogado de la defensa.

La joven profesora Laura Luelmo se trasladó a la provincia de Huelva a comienzos de diciembre de 2018 para dar clases en un instituto de Nerva. El 17 de diciembre fue encontrado su cuerpo sin vida a unos 8 kilómetros de El Campillo y un día después fue detenido Bernardo Montoya como presunto autor del crimen, y confesó los hechos.