Centro de salud de la localidad de Almonte
Centro de salud de la localidad de Almonte - Miguel A. Jiménez
Sanidad

Un convenio «chantaje» en Almonte: obras a cambio de pediatras

El PSOE plantea una moción en la que se compromete a ampliar el área de Pediatría del centro de salud local para que la Junta aporte el tercer especialista que le corresponde, obviando que actualmente no hay ningún pediatra en el municipio

AlmonteActualizado:

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Almonte presentó al último Pleno una moción que ha despertado la indignación no sólo de la oposición, sino también de una buena parte de la sociedad almonteña. Esta lleva cerca de un año reclamando la presencia de los tres pediatras que por ratio de población corresponden a su centro de salud, que atiende a en la actualidad a unas 20.000 personas sin contar con el aumento que experimenta durante la campaña de recolección de los frutos rojos.

La propuesta elevada por el equipo de Gobierno del Consistorio consiste en sufragar la ampliación del área de Pediatría del centro, por un coste de 78.200 euros a cargo de las arcas almonteñas, con la condición de que, así, la Junta de Andalucía, que en realidad es la administración responsable del centro, aporte el «tercer especialista» que en teoría falta en la unidad, obviando el hecho de que, en la actualidad, Almonte no cuenta con ninguno de los tres pediatras que deberían prestar servicio en este centro.

Hasta febrero, en el área de Pediatría del centro de salud de Almonte, que cuenta con dos consultas habilitadas para ello, prestaban servicio dos profesionales: un pediatra y un médico de medicina general destinado a esta función. Después de esa fecha, el pediatra dejó su puesto, permaneciendo exclusivamente el profesional de medicina general al que se sumó otro, también de medicina general, que son quienes actualmente asumen la totalidad de la carga de trabajo correspondiente a la atención sanitaria de los menores almonteños.

Un miembro de la plataforma Huelva por una Sanidad Digna consultado por ABC, calcula que para la población censada más la flotante, serían necesarios entre tres y cuatro pediatras para la totalidad del término municipal, que integra también los núcleos de Matalascañas y El Rocío, y certifica que actualmente no hay ningún médico con dicha especialidad que realice estas funciones.

Tras la marcha en febrero del único pediatra con el que contaba el centro, que anteriormente sólo prestaba servicio «dos o tres días por semana por llevar mucho tiempo liberado parcialmente», el municipio carece de especialistas infantiles, algo que para la representante de la plataforma tiene una explicación muy sencilla: «no hay pediatras que quieran trabajar en primaria y menos aún en Almonte, porque el número de pacientes por especialista supera en casi el doble el que les corresponde y además, la Junta hace contratos precarios, de un mes o tres como máximo».

Por este motivo no se entiende que ahora el Ayuntamiento quiera asumir una obra de ampliación que, para empezar, no le corresponde y que, además, no puede justificarse en la esperanza de la llegada de un tercer profesional que, como advierte el portavoz de Mesa de Convergencia, José María García, no existe, «porque a lo único que se compromete el SAS es a ponerlo en una agenda». «Este convenio es una tomadura de pelo, un chantaje», califica García.

«Se supone que un convenio es un acuerdo en el que las dos partes salen beneficiadas, pero en este caso no se da esta premisa» ya que mientras que el Ayuntamiento sacaría de sus arcas cerca de 80.000 euros para remodelar un centro que es competencia de la Junta y que automáticamente tomaría posesión también de las obras realizadas con el dinero de los almonteños, el SAS sólo aportaría 5.000 euros en material y «pondría en un papel que Almonte, en vez de dos, va a tener tres pediatras, cuando en realidad no tiene ninguno».

Para García, al igual que para la portavoz del PP, Rocío Martínez, la propuesta es «totalmente electoralista». «Quieren vender humo, hacerse la foto con el consejero y decir que el PSOE ha dotado al pueblo de la tercera plaza de pediatría, es tremendo, bochornoso», clama el convergente, indignado por haber incluso recibido la acusación, «ante un tema tan sensible», de «estar votando en contra de los pediatras», que el portavoz socialista Antonio Joaquín Díaz le espetó tras la votación.

Los populares, que se abstuvieron, consideran que el convenio para la construcción de la tercera consulta de Pediatría «no es lo que más necesita Almonte, sino cubrir otras deficiencias como el hecho de que no tengamos ni un solo pediatra» y advierten que las arcas municipales no están para «gastar ese dinero, que además le corresponde a la Junta». «Lo que deberían hacer, señala Martínez, es forzar a la Junta para que asuma su responsabilidad».

La moción fue desestimada en virtud de un informe de la secretaria del Ayuntamiento que advertía que para aprobar esta propuesta era necesaria la mayoría absoluta, aunque la alcaldesa deslizó al final del punto que «estudiarían» la posibilidad de que el convenio pudiera aprobarse sin ese número de votos, contraviniendo así el informe de la Secretaría.