El grupo municipal de Vox en Granada, junto a la diputada Macarena Olona y el parlamentario andaluz Francisco Ocaña, esta mañana en rueda de prensa.
El grupo municipal de Vox en Granada, junto a la diputada Macarena Olona y el parlamentario andaluz Francisco Ocaña, esta mañana en rueda de prensa. - L.R.
Granada

Vox mantendrá abierta la moción de censura durante todo el mandato en Granada

El grupo municipal acusa al alcalde de Ciudadanos, Luis Salvador, de mentir: «Sebastián Pérez se reunió con Luis Salvador y la condición que Pérez puso sobre la mesa fue el famoso dos más dos»

GranadaActualizado:

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Granada ha dado una rueda de prensa este martes en compañía de la diputada nacional por Granada, Macarena Olona, y el parlamentario andaluz Francisco Ocaña. Durante cerca de una hora, Olona y el portavoz del grupo municipal, Onofre Miralles, han expuesto su versión sobre lo ocurrido durante las negociaciones del «pacto de la vergüenza» para la investidura de Luis Salvador, a quien han acusado de mentir y sobre el que mantendrán la presión de una posible moción de censura durante todo su mandato.

Olona ha comenzado remontándose al viernes 14 de junio, día previo a la investidura. Según la diputada nacional e integrante de la comisión negociadora de Vox, su partido «no puso ningún tipo de veto» a que «un candidato en concreto» ostentara el puesto de alcalde, ha dicho en referencia al líder del PP, Sebastián Pérez. Macarena Olona ha recalcado que su formación únicamente pidió el apoyo para «medidas programáticas muy concretas»: «Nunca las poltronas fueron objeto de escollo».

Vox asegura que nunca pusieron un veto a Sebastián Pérez para que fuera alcalde y que el cambio de nombra se debio a un «cambio de cromos»

«Granada se acostó el viernes con un acuerdo a tres en el que el señor Sebastián Pérez asumía la Alcaldía de Granada», ha relatado Olona, que a la mañana siguiente se despertó con una llamada: «Se me comunica que en la madrugada el PP y Ciudadanos habían procedido a un cambio de cromos». Según la diputada Vox, Granada se «rindió» a cambio de las alcaldías de Burgos, Palencia, Huesca y el gobierno autonómico de Castilla y León, en lo que ha calificado como «el pacto de la vergüenza».

«Fui yo quien comunicó al PP de Granada que habían perdido la Alcaldía», ha apuntado Olona: «Fue una situación muy desagradable» con «extraordinarias tensiones». «Si hay dos versiones contradictorias, solo una puede ser verdad, y Luis Salvador miente», ha zanjado la portavoz de Vox: «Como el PP de Granada no aceptaba el pacto, Sebastián Pérez se reunió con Luis Salvador y la condición que Pérez puso sobre la mesa fue el famoso dos más dos».

De «Luis el breve» al «medio plazo»

Entonces, Vox propuso al PP que «Luis el breve» saliera de la Alcaldía «promoviendo una moción de censura», pero «el PP ha preferido ocupar poltronas públicas» frente al «interés general de la ciudadanía de Granada»: «Estamos viviendo un juego de trileros». Pese a todo, Vox mantiene abierta la posibilidad de apartar de la Alcaldía a Salvador y convertirle en «Luis el medio plazo».

Paralelamente, Olona recibió en la mañana de la investidura «la noticia de un acuerdo programático nacional entre PP y Vox», el cual habría sido también «ratificado por el secretario general de Ciudadanos», para que los tres partidos gobernaran conjuntamente en aquellos lugares donde hubiesen alcanzado un pacto de investidura. En ese sentido, Onofre Miralles ha lamentado el incumplimiento de dicho acuerdo: «Llega a rozar lo grosero, atenta contra el sentido común».

Vox exige una propuesta alternativa del equipo de gobierno a cambio de prestar su apoyo

Miralles ha lamentado que el actual gobierno haya «prescindido» de «tres personas talentosas», las cuales serán decisivas en este mandato: «Si has necesitado tres votos para que el gobierno exista, necesitas esos tres votos para que el gobierno persista». «Se pone sobre la mesa cualquier escenario que sea en favor de los granadinos, siempre que Granada no entre en una situación de bloqueo», ha comentado el portavoz municipal.

«Un señor con cuatro concejales se permite el lujo de vetar a tres concejales de Vox», ha aseverado Miralles, que ha pedido al equipo de gobierno una «propuesta alternativa» para que Vox la apoye, asumiendo que en cualquier caso su formación se quedará en la oposición: «El equipo de gobierno ya no goza de la confianza de Vox, ya está incumpliendo el decálogo de la regeneración». Por el momento, Vox no ha mantenido contactos con el PSOE para propiciar esa plausible moción de censura.