El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, en los juzgados de Sevilla.
El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, en los juzgados de Sevilla. - Eduardo Briones/EP
Granada

La Fiscalía vuelve a pedir el archivo parcial de la causa contra el alcalde de Granada, Francisco Cuenca

El juez ya ha rechazado en diversas ocasiones las solicitudes de sobreseimiento y mantiene a Cuenca como imputado por tres posibles delitos penales

GranadaActualizado:

La Fiscalía ha vuelto a pedir al Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla el archivo de uno de los tres delitos por los que está siendo investigado el alcalde de Granada en funciones, el socialista Francisco Cuenca, por su etapa como delegado de Economía de la Junta de Andalucía. En concreto, se trata del delito de usurpación de funciones públicas, que es la principal imputación en esta causa que denunció el Sindicato Andaluz de Funcionarios por la externalización del control de cursos de formación en 2011 y 2012.

Esta petición, del pasado mes de marzo, ha trascendido este martes, a falta de cinco días para la posible investidura de Cuenca como alcalde. Como ya hizo el Ministerio Público el pasado mes de noviembre, ha solicitado el sobreseimiento del delito de usurpación, si bien no descarta que los otros dos -malversación y prevaricación- sean investigados, pero en un juzgado de Granada. El juez de Sevilla, José Ignacio Vilaplana, ya rechazó ésta y otras peticiones de archivo realizadas por los investigados, incluido el propio Cuenca, como adelantó ABC.

El alcalde de Granada en funciones ha mantenido desde que fue imputado que la investigación se reduce a una cuestión meramente «administrativa». Sin embargo, el juzgado no solo no ha dado marcha atrás, sino que el pasado verano reactivó y amplió la causa, citando a nuevos investigados: los contratistas a los que se encomendó el control de cursos de formación mediante la realización de contratos «privilegiados».

De acuerdo con la denuncia que interpuso en 2013 el Sindicato Andaluz de Funcionarios, este hecho podría haber supuesto una usurpación de las funciones de los trabajadores públicos, que tenían atribuido por ley este cometido que la Junta de Andalucía ordenó externalizar, a veces sin que las empresas adjudicatarias cumplieran los exquisitos. La práctica se repitió en varias provincias andaluzas, por lo que las actuaciones se dirigen contra varios ex altos cargos de la Consejería de Economía.

En las provincias

Pero el Ministerio Público considera que es «innecesaria» la tramitación global de la investigación, pero que sin embargo supone «una excesiva complejidad y dilatación» atendiendo el número de investigados, de provincias afectadas y de diligencias a practicar. Por ello, pide que se investiguen las posibles irregularidades por los juzgados de instrucción de las provincias afectadas, a los que, según agrega, también corresponderá la valoración de la actuación de los contratistas.

El juzgado aún no se ha pronunciado tras esta petición de la Fiscalía, según han informado fuentes del caso, que Cuenca siempre ha enmarcado en una «cuestión administrativa» y ha desvinculado de la corrupción, incidiendo en que los delegados del ramo en aquel momento se limitaron a verificar unas instrucciones de la Dirección General para hacer un seguimiento de una serie de acciones formativas.