El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de guardia de Santa Fe
El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de guardia de Santa Fe - EFE/Manuel Bruque
OPERACIÓN POLICIAL

Detenido en Granada por conducción temeraria, ir sin permiso y bajo el efecto de las drogas

El detenido, de 27 años, tiene además una orden de expulsión y presentó un D.N.I. falso

Actualizado:

Un joven de 27 años fue detenido en Granada por la Guardia Civil por conducción temeraria. Pero la gran sorpresa llegó tras parar el vehículo y proceder a su identificación: no tenía permiso de conducir, conducía bajo los efectos de la cocaína, presentó una carta de identidad italiana falsa y bajo él pesa una orden de expulsión del país.

Además, su acompañante, otro joven de 22 años, tenía prohibida la entrada al territorio nacional. Los hechos ocurrieron sobre las 15.30 horas del pasado 12 de marzo en la carretera A-385, que discurre entre Otura y Santa Fe.

Los agentes se percataron de que un turismo que se dirigía hacia la localidad frenaba bruscamente a apenas unos metros de ellos, se daba la vuelta sin respetar la línea contínua y huía en dirección contraria a toda velocidad.

La Guardia Civil siguió a los fugados y descubrió que el vehículo en el que viajaban se había salido de la vía a la altura del kilómetro 9,800 por el margen izquierdo y había chocado contra una señal vertical, y que los dos ocupantes habían huido a pie campo a través, hasta que finalmente fueron localizados y detenidos.

Cuando iban a ser identificados, el conductor mostró una carta de identidad italiana que los agentes descubrieron que era falsa. La identificación plena de ambos se hizo posteriormente y los agentes averiguaron que ambos, de nacionalidad albanesa, estaban de manera irregular en España.

El conductor, que además carecía de permiso de conducir, también fue sometido por la Guardia Civil de Tráfico a pruebas de detección alcohólica y de drogas, y dio positivo en cocaína.

El joven detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de guardia de Santa Fe, mientras que su acompañante ha sido entregado al Cuerpo Nacional de Policía de Granada para que realicen los trámites necesarios para su expulsión del país.