PUERTA GIRATORIA

Somieres

La fiesta cristiana de la Navidad se arrincona de nuevo en el argumentario político

Natividad Gavira
CórdobaActualizado:

HAY entre la gente de la calle una intrínseca necesidad de renombrar la creación megalómanas de cualquier político. Esa ironía es la que se impone para devolverles una imagen empequeñecida de sí mismos, para mostrarles que todo es efímero y transitorio. También las fotos inaugurales. Los ciudadanos al renombrar consiguen que las ínfulas decrezcan y el inevitable minuto de gloria es absorbido por el personal como un préstamo, una oferta que se recibe con nomenclatura propia para hacer suya cada calle, cada plaza. Y cada alumbrado de Navidad.

Hay plazas de nombre irreproducible por lo imbricado de sus accesos, y recios lugares de nombre solemne conocidos con palabras menores que retratan el sentimiento mínimo que le une

Natividad GaviraNatividad GaviraArticulista de OpiniónNatividad Gavira