José María Bellido, esta noche celebrando su victoria - Álvaro Carmona

RESULTADOS ELECCIONES MUNICIPALES CORDOBA 2019Bellido: «Os dije que comenzaba la remontada y vaya que sí hemos remontado»

El futuro alcalde promete gobernar para todos y abandonar el sectarismo

CórdobaActualizado:

Lossalones del hotel Córdoba Center han vibrado esta noche como sólo lo hacen los lugares cuando viven un momento histórico. En sus paredes retumbaban los gritos de la militancia del PP: «¡Alcalde! ¡Alcalde!». Esas voces iban dirigidas al candidato popular, José María Bellido, que en su primera comparecencia como número uno de la lista se hará, con toda probabilidad, con el bastón de mando que perdieron los populares en 2015 -entonces, ganaron pero una alianza de izquierdas les sacó de la sala de máquinas de Capitulares-.

En estas municipales, el PP logró el triunfo (43.434 papeletas y un 29,6% de los sufragios). Sumó nueve ediles y con los resultados del centroderecha, Cs (5 concejales) y Vox (2), Bellido se ve propulsado a la Alcaldía, pese a perder dos ediles respecto a 2015 y a expensa de pactos [ver despiece].

A Bellido lo han llevado en volandas al atril y allí prácticamente lo primero que dijo fue que «Córdoba ha hablado, y con contundencia, y se ha visto que hay una amplia mayoría de cambio». «Nos han pedido que haya cambio y que lo lidere el PP», señaló.

Cambiar las políticas

Y lanzó dos ideas fuerza. Aseguró que «asumimos con confianza el mandato recibido para que cambien las políticas» del Ayuntamiento. A nadie se le escapa que los populares han hecho una enmienda a la totalidad de la gestión del cogobierno PSOE-IU. A eso unió también el mensaje de que será un alcalde para «todos, desterrando los sectarismos, sin mirar los colores». «Todos se tienen que sentir cómodos con el primer edil», sentenció. El bipartito ha estado marcado en este mandato por las numerosas polémicas que ha generado.

Y aseguró que desde hoy se pondrá a trabajar para «llevar a Córdoba donde se merece», concepto que ha sido eje de su campaña. También tuvo un lugar para la reivindicación del trabajo de los populares en el último mes, después de que en las generales el PSOE obtuviera un triunfo en la capital, feudo tradicional del PP. «Tras el 28-A, os dije que comenzaba la remontada y vaya que sí hemos remontado», afirmó el futuro regidor de la capital.

Bellido también empezó a mirar al futuro. Lanzó su compromiso: «No vamos a defraudaros». «Vamos a cumplir todas las medidas anunciadas. Y vamos a gobernar para todos», reiteró. El número uno de la lista del PP también tuvo tiempo para agradecer al grupo municipal de su partido, a su equipo y a los militantes el trabajo hecho, así como también hubo recuerdo para su familia, especialmente para sus hijas por el tiempo que les resta, aunque confesó que «todo merece la pena por Córdoba», ciudad de la que se convertirá en alcalde.