Antonio Repullo junto a Jesús Aguirre en la Delegación del Gobierno andaluz
Antonio Repullo junto a Jesús Aguirre en la Delegación del Gobierno andaluz - ÁLVARO CARMONA
POLÍTICA

El nuevo delegado del Gobierno en Córdoba promete hacer la Junta «más cercana» a la ciudadanía

Esther Ruiz (PSOE) cede el testigo a Antonio Repullo (PP) con un traspaso de poderes «limpio y desde la normalidad»

CÓRDOBAActualizado:

El PP ya tiene las llaves de la Delegación del Gobierno andaluz en Córdoba. El edificio de la calle San Felipe ha sido este viernes el escenario para un traspaso de poderes que tanto el nuevo delegado, Antonio Repullo, como la delegada saliente, Esther Ruiz, han calificado de «limpio» y realizado «desde la normalidad». Repullo ha agradecido la disposición de Ruiz para brindarle «consejos» y asegurado que trabajará desde su nuevo cargo para hacer de la Junta una institución más cercana a los cordobeses.

Repullo ha estado acompañado del consejero de Salud, el cordobés Jesús Aguirre, que ha avanzado que como mucho en dos semanas se harán públicos los nombres de los distintos delegados territoriales. Aguirre ha recordado que la reducción de delegaciones que ha llevado a cabo el PP supone un ahorro de unos 500.000 euros a las arcas autonómicas. Además, ha instado al nuevo representante de la Junta en Córdoba a convertir la Delegación del Gobierno en una vía de comunicación efectiva para trasladar al Ejecutivo las necesidades de la provincia cordobesa.

Repullo no quiso avanzar cuáles serán las prioridades de la Delegación y pidió tiempo para conocer y evaluar el terreno. Una labor en la que, afirma, se apoyará en los funcionarios que trabajan en la institución para conocer sus perspectivas. Por su parte, la delegada saliente, Esther Ruiz, ha afirmado que como trabajadora del sector público (es maestra de Educación Musical) estará «a la expectativa» para que la provincia progrese.