Uno de los focos averiados, a la derecha, frente a la Mezquita
Uno de los focos averiados, a la derecha, frente a la Mezquita - Álvaro Carmona
Denuncias

La Mezquita-Catedral de Córdoba pierde parte de su nueva iluminación artística instalada hace meses

El Ayuntamiento asegura que arreglará el problema técnico antes de Semana Santa, pero alega falta de personal

CórdobaActualizado:

Los problemas de iluminación en el Centro de Córdoba no se limitan sólo a las farolas urbanas, muy criticadas por el comercio local desde hace semanas, sino que se extiende también a los principales monumentos de la ciudad como la Mezquita-Catedral, la Puerta del Puente o la Torre de la Calahorra. Así lo acaba de denunciar a través de un escrito la Plataforma por Córdoba, un colectivo ciudadano que emplea las redes sociales para denunciar el mal estado de las infraestructuras de la ciudad.

ElAyuntamiento de Córdoba, a través del área de Infraestructuras, cambió toda la iluminación artística de la Mezquita-Catedral a finales del año pasado, para lo que recurrió a los fondos Jessica de la UE. En toda la ciudad se invirtieron por entonces 2,8 millones de euros para cambiar 9.000 de las antiguas lámparas de sodio por luces LED, más eficientes y con menor consumo; entre ellas se encontraban los aproximadamente 60 focos que dan luz al principal monumento de la ciudad. Pues bien, una docena de ellos (en torno a un 20 por ciento) dejaron de funcionar hace un mes, según ha reconocido a ABC Córdoba la delegada de Infraestructuras, Amparo Pernichi. Un portavoz de Plataforma por Córdoba, que prefiere guardar el anonimato, asegura que nunca funcionaron desde su instalación.

Detalle de una de las luminarias estropeadas
Detalle de una de las luminarias estropeadas - Álvaro Carmona

Todo apunta a un problema con la derivación eléctrica de esas 12 lámparas, pero los técnicos municipales aún no han encontrado el punto en el que el cableado eléctrico impide el funcionamiento de la iluminación. Así lo explicó Pernichi, al asegurar que «se está buscando foco a foco y estamos tardando un poco más de lo que nos gustaría». El atolladero está en el mismo sitio que otras áreas municipales, como la Policía Local, Bomberos, Intervención, Urbanismo... En la falta de mano de obra. «Tenemos poco personal, pero con la oferta pública de empleo esperamos solucionar este problema por mucho tiempo», prometió la concejal de Infraestructuras.

Pernichi también garantizó que la nueva iluminación LED estará arreglada para el inicio de la Semana Santa, de modo que la ciudad «luzca lo mejor posible». En principio, los técnicos del área de Infraestructuras quieren tener solventado el problema de la derivación eléctrica la semana que viene. En caso contrario, ya se meterían en la Semana Santa.

Calle Magistral González Francés, en una imagen tomada ayer
Calle Magistral González Francés, en una imagen tomada ayer - Álvaro Carmona

Otra cuestión criticada por la Plataforma por Córdoba es la tonalidad elegida para la iluminación artística de la Mezquita-Catedral, un blanco cálido que se mezcla en ocasiones con el anaranjado de las antiguas lámparas de sodio que aún permanecen en el entorno. «Todas las cúpulas se han dejado iluminadas en el color naranja que emiten las obsoletas luminarias de vapor de sodio», declara el colectivo, que califica como «grotesco carnaval lumínico» esa mezcolanza de tonalidades. Según el portavoz del colectivo, el patrimonio histórico, por norma, se suele iluminar en tonos cálidos.

Precisamente esos fueron los matices que escogió Infraestructuras para la Mezquita-Catedral al colocar los nuevos LED. «Al cambiar a LED, hemos elegido una gama cálida que da la sensación de que es más blanca» porque contrasta con las anteriores lámparas de luz naranja, pero «hemos elegido las tonalidades más cálidas» existentes para la iluminación artística, relató Pernichi.

También en la Calahorra

Un caso aparte es la torre de la Calahorra, de la que la Plataforma por Córdoba sostiene que «es una auténtica vergüenza, con proyectores apagados en sus lienzos orientales desde hace meses y con los que iluminan el foso de forma dispar: los antiguos en óptima luz cálida y los nuevos en color mortuorio, extendiéndose esta tonalidad de tanatorio en distintas variantes a su zona occidental».

La delegación de Infraestructuras no tenía conocimiento hasta ayer de que hubiera problemas con la iluminación de la Calahorra, según dijo Pernichi, por lo que agradeció la iniciativa del colectivo ciudadano. Recordó que «hace tres meses» se llevó a cabo una revisión completa de la luz de la Calahorra y «todo estaba bien», aunque «nos pondremos en marcha» para comprobar si hay algún fallo. No obstante, Infraestructuras asegura que en este caso la iluminación depende también de la Junta de Andalucía, no solo del Ayuntamiento.