Interior de las instalaciones del centro de almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril
Interior de las instalaciones del centro de almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril - ABC
HORNACHUELOS

El Gobierno afirma que El Cabril no alargará su vida por el desmantelamiento de la central de Garoña

Señala que tiene capacidad suficiente para almacenar los residuos de la central de Burgos

CÓRDOBAActualizado:

El desmantelamiento de la central nuclear Santa María de Garoña, que aún no ha comenzado y para el cual todavía no hay un calendario previsto, no alterará ni un ápice la vida útil de la central de almacenamiento de El Cabril ni interferirá en el plan de sellado y cierre de las instalaciones ubicadas en la sierra de Hornachuelos.

Así se lo ha hecho saber el Ejecutivo central al diputado socialista por Córdoba Antonio Hurtado, quien registró una pregunta en el Congreso de los Diputados interesándose sobre qué tipo de residuos del desmantelamiento de la central burgalesa iban a ser almacenados en El Cabril.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy señala que, actualmente, la capacidad de almacenamiento de las instalaciones de Hornachuelos «es superior al volumen de residuos que generará el desmantelamiento» de la central de Garoña.

De igual modo, el Gobierno central afirma tajantemente que de ningún modo el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña va a suponer «cambio alguno respecto a las previsiones de sellado de El Cabril, tras el colmatado de las celdas actuales».

Votación en el Congreso

Se disipa así una de las cuestiones que más incertidumbre ha generado respecto al futuro del centro de almancenamiento de Hornachuelos. Dudas que han dado pie a que el PSOE presente una proposición no de ley, que se votará en el Congreso, sobre la clausura y sellado de El Cabril, una vez se complete la capacidad de almacenamiento autorizada en estos momentos, «tanto a nivel volumétrico como de emisión radiactiva, renunciando a cualquier otra ampliación del centro», tal y como recoge en su parte dispositiva.

Cuando El Cabril se selle quedará como zona restringida, bajo vigilancia radiológica y con un control permanente.