Comida en la Feria de la Gamba en Córdoba
Comida en la Feria de la Gamba en Córdoba - Rafael Carmona
SALUD

La falta de personal cualificado impide al Ayuntamiento de Córdoba hacer inspecciones sanitarias

El Consistorio tiene la potestad de controlar las comidas en negocios no estables

CórdobaActualizado:

El Ayuntamiento de Córdoba no dispone de personal especializado en su plantilla -funcionarios públicos con el grado de Veterinaria o Farmacia, entre los que están habilitados para ello- que les permita realizar las inspecciones sanitarias a los negocios sobre los que tiene, en estos momentos, plenas competencias. La situación no es nueva y supone un problema que se ha ido heredando de corporación en corporación sin que haya gobiernos municipales que adopten las decisiones oportunas que es dotarse del personal facultado para actuar como autoridad sanitaria.

El Ayuntamiento no puede actuar en negocios estables como bares, restaurantes o tiendas de alimentación. Se trata de una competencia que asumió hace años la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y que solamente tres municipios de entidad en la comunidad reclamaron expresamente como propias: Sevilla, Málaga y Granada. El Consistorio cordobés decidió mantenerse al margen de una potestad que supone entrar en negocios, controlar que todo está correcto y sancionar a quien no cumple a pesar de que dispone de una antigua ordenanza.

A falta de médicos o veterinarios, la Junta se ocupa de las actuaciones de forma subsidaria

El problema radica en que las entidades locales sí que son responsables de un sector de actividad donde se venden alimentos de forma continuada: los negocios implantados de forma ocasional en el término municipal donde se pueden vender artículos para el consumo humano. Se trata de una amplísima casuística que va desde el Mercado Medieval a la Feria de Mayo. La Policía Local es la responsable del control aunque no se trata específicamente de exámenes sanitarios como los que podría realizar un funcionario experto en alimentos.

La Junta emite anualmente una invitación al Ayuntamiento de Córdoba para que le permita actuar de forma subsidiaria. Es decir, para que sus funcionarios puedan realizar inspecciones directas en las cocinas de las casetas de la Feria o las verbenas.