El patio donde tuvieron lugar los hechos
El patio donde tuvieron lugar los hechos - V.M.
TRIBUNALES

Crimen de las Moreras: el jurado declara culpable de homicidio al principal acusado

Las acusaciones piden 12 años y 6 meses de prisión mientras la defensa la rebaja a 10 años de condena; el tribunal popular considera inocente de los cargos al hijo del encausado

CÓRDOBAActualizado:

El jurado ha declarado culpable de homicidio por el crimen de las Moreras al principal acusado, A.C.C., al que se le aplica la eximente de confesión analógica. Los nueve hombres y mujeres que han deliberado sobre este crimen ocurrido el 2 de septiembre de 2017 no han tenido en cuenta las condiciones para calificar los hechos como asesinato (tal como pedían la Fiscalía y la acusación particular), lo que hubiera supuesto una pena mucho mayor. En cuanto al hijo del principal acusado, J.C.P., el jurado lo considera no culpable de los hechos.

El veredicto se ha leído en la Audiencia Provincial en torno a las 13.30, con la presencia de los dos encausados, que se han abrazado al conocer la decisión. En sus conclusiones, el jurado ha establecido por unanimidad que A.C. se dirigió hacia la víctima con un arma de «grandes dimensiones» y «de forma súbita e inesperada» le asestó «una cuchillada» que le provocó la muerte «minutos después». También se considera probado por unanimidad que antes del crimen se había producido un altercado entre la víctima y el homicida, y que aquél permaneció en el lugar.

El hijo, por su parte,«acudió al lugar de los hechos a requerimiento del padre», según la explicación del portavoz del jurado, por lo que ha sido declarado no culpable por unanimidad.

El tribunal tendrá ahora que establecer la pena para el declarado culpable de homicidio. Teniendo en cuenta la eximente de confesión analógica, el rango oscila entre los 10 y los 12,5 años de prisión. Además, el jurado entiende que no deben concederse al homicida confeso privilegios como la prisión condicional o el indulto.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular han pedido al juez que establezca la máxima pena que permita la ley, 12 años y seis meses de prisión, mientras que la defensa, que ha recordado que se trata de un caso de homicidio y no de asesinato, además de la confesión, ha pedido el mínimo de 10 años de cárcel.