Un joven con un aparato que vigila los niveles de azúcar
Un joven con un aparato que vigila los niveles de azúcar - ABC
SALUD

Córdoba tiene ya 120.000 diabéticos por el efecto del sobrepeso, del sedentarismo y la mala dieta

El 15% de los cordobeses padecen ya la enfermedad y otros tantos están en riesgo; la tipo 2 es la más frecuente

CÓRDOBAActualizado:

Los datos son preocupantes. El sedentarismo y el sobrepeso han disparado los casos de diabetes en la última década, de forma que esta patología crónica afecta ya al 30 por ciento de la población cordobesa según los datos de los que dispone el director de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología del Hospital Universitario Reina Sofía, Rafael Palomares.

«Del tipo de diabetes que tenemos registro es la de tipo 2, no de la 1, y de ese primer caso que hablo hay diagnosticadas en Córdoba unas ciento veinte mil personas y otras tantas se encuentran en fase prediabética, esto es, que no están diagnosticados pero tienen ya la enfermedad o se encuentran en riesgo de padecerla», suscribe el doctor justo cuando se celebra, este miércoles 14 de noviembre de 2018, el Día Mundial contra esta dolencia que se caracteriza por los niveles elevados de glucosa —o azúcar— en la sangre.

Cualquier persona familiarizada con este problema de salud sabe que hay dos tipos de diabetes. La tipo 1, mucho menos frecuente que la 2, se da casi siempre en niños o en jóvenes y en su aparición no cuentan los antecedentes familiares: tampoco es prevenible dado su carácter asintomático.

Una mujer le inyecta insulina a un menor
Una mujer le inyecta insulina a un menor - ARCHIVO

En este caso, el tratamiento se basa en la administración de insulina mediante pinchazos o, desde abril, a través del sistema «Flash» puesto en marcha por la Junta de Andalucía para la población de entre 4 y 18 años y que consiste en un dispositivo que se implanta debajo de la piel del brazo y que evita entre 6 y 8 pinchazos diarios para medir la glucosa, por lo que tiene un impacto directo en la calidad de vida de los pacientes. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, avanzó el pasado lunes en el Reina Sofía que la Consejería de Salud va a ampliar los dispositivos «Flash» a la población mayor de edad de un modo paulatino.

«La diabetes tipo 1 no prevenible: la tipo 2 sí y mediante el control del sobrepeso y el ejercicio físico»

Harina de otro costal es la diabetes tipo 2, «que es prevenible en hasta un setenta por ciento de los casos a través de modificaciones de los estilos de vida, sobre todo los relacionados con el sobrepeso, la obesidad, la descompensación de la dieta alimenticia y la falta de ejercicio físico», apunta el director de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología del complejo sanitario cordobés de referencia.

Cribado

«Lo que recomendamos es que los ciudadanos en riesgo se realicen un cribado anual de la diabetes tipo 2 por medio de glucemia basal: también aconsejamos el cribado de diabetes cada tres años en pacientes de cuarenta y cinco años o más dentro de un programa estructurado de prevención cardiovascular, que es en lo que suele derivar esta modalidad de diabetes», completa el facultativo. Muy vinculada a los antecedentes familiares, el tratamiento para este grupo mayoritario de diabéticos ha dejado de pasar obligatoriamente por la administración de insulina, ya que está probada la eficiencia de los nuevos fármacos que se ingieren por vía oral.