Cruz de mayo de Córdoba
Cruz de mayo de Córdoba - V.M.
FIESTAS

El CMC de Córdoba tacha de «error» admitir todas las solicitudes las casetas y cruces

Solicita la creación de una ordenanza sobre participación en los festejos de la ciudad

CÓRDOBAActualizado:

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) cree que es «un error», propiciado «por la cercanía de las elecciones y un falso concepto populista», que se hayan aceptado el 100% de solicitudes de casetas y de cruces «sin entrar a valorar que la entidad que la pide sea real y no creada para presentarse a la convocatoria, sin intentar controlar la privatización de las mismas al pasar a entidades con ánimo de lucro y sin asegurar la calidad de los montajes, aceptando incluso aquellas que incumplieron el pasado año».

Según apunta el CMC en una nota, «esto va en contra de lo acordado por el dictamen técnico-ciudadano sobre feria que se habían comprometido a aplicar, y sobre el dictamen sobre cruces presentado por el Consejo del Movimiento Ciudadano».

Para el Consejo del Movimiento Ciudadano, se había acordado que eran preferibles menos casetas, más amplias y con más calidad, y que las que actuaran como discocasetas pagaran las tasas como tales aunque solicitaran como asociación sin ánimo de lucro y tipología tradicional.

«Actualmente, sólo se hace pagar a cuatro casetas que declaran que son discocasetas, pero se hace la vista gorda a las que lo hacen de forma encubierta y fraudulenta. Asimismo, se decidió actuar contra las que no cumplen las bases, algunas de forma reiterada, empezando por las que no lo hacen en la calle Guadalquivir, para que dieran ejemplo», denuncia el CMC.

Entidades «sin arraigo»

En cuanto a las cruces, «no se ha tenido en cuenta que hay una decena de entidades sin ningún arraigo social y ya se sabe que al menos la mitad de las cruces se venden por los solicitantes, siendo su única intención generar un negocio donde el alcohol sin fin es el único protagonista».

En este sentido, el Consejo apunta que «si pase lo que pase y hagan lo que hagan, todas las cruces son admitidas, estamos acabando con el modelo de fiesta que la ciudad necesita».

Por último, el Consejo del Movimiento Ciudadano va a solicitar que se intensifique la labor de inspección sobre los montajes, los horarios, el ruido, la movilidad y las características de las casetas y cruces y que se cierren aquellas que incumplan las bases y vayan contra la convivencia.

A este respecto se hace necesaria la elaboración de una ordenanza sobre fiestas de la ciudad que «otorgue seguridad jurídica a las decisiones que se adopten y que hagan imposible que por populismo falso se abra la mano a casetas y cruces que no merecen dicho nombre».