Restos de la cápsula enviada a la estratosfera con el bojito
Restos de la cápsula enviada a la estratosfera con el bojito - ABC
PROMOCIÓN

¿Conseguirá el Ayuntamiento de La Rambla que el emoji del botijo entre en el catálogo de «whatsapp»?

El Consistorio refuerza la campaña que ha llevado la pieza de barrio tradicional ciudades de todo el mundo y a la estratosfera

CÓRDOBAActualizado:

La lucha del Ayuntamiento de La Rambla por que la imagen del botijo típico de la localidad, o emotijo, tenga un sitio entre los emoticonos o emojis del servicio de mensajería «whatsapp», sigue en pie. La pieza ha recorrido mundo, entre otros lugares Venecia, Roma y Amsterdam, además de la estratosfera. La campaña continúa activa, y sus promotores esperan que todo aquel que lo desee lleve el pequeño botijo consigo.

La campaña del emotijo nació hace meses como una apuesta del Ayuntamiento de La Rambla por el arte de la cerámica y la alfarería. La inicitiva comenzó con el diseño de tres posibles emojis, de los cuales se eligió finalmente uno, que es el protagonista de esta campaña. Durante varias semanas se habilitaron mesas de votaciones en diferentes puntos del municipio en las que los rambleños depositaron sus votos para elegir cuál de los tres botijos sería el seleccionado. El pueblo se volcó con esta iniciativa.

De los tres botijos candidatos resultó ganador el número 1
De los tres botijos candidatos resultó ganador el número 1 - ABC

Una vez presentada públicamente la opción ganadora, se llevo a cabo la primera acción de promoción, que fue ambiciosa: lanzar un botijo a la estratosfera, a 30.000 metros de altura, con un globo de helio y dentro de una cápsula espacial especialmente diseñada. Del lanzamiento se cumplió un año el 2 de junio y por ello se llevó a cabo una exposición temporal en Enbarro de la cápsula, el globo y el paracaídas, que fueron recuperados.

Pero no todo fue felicidad, porque el pequeño botijo, que no había sido expuesto debido a su fragilidad, se encontraba escondido y protegido dentro de la propia capsula en la que había sido lanzado un año antes. Sucedió que un ladrón retiro las piezas que lo protegían y sustrajo el botijo.

El botijo también cuenta con las bendiciones de la Catedral de Santiago de Compostela, pues dos ciudadanos rambleños, Ladislao Gustavo Nieto Gil y José Antonio Perote Muñoz, decidieron unirse a esta campaña el pasado verano y realizar una peregrinación haciala capital de Galicia... en vespino. Ambos cargaron con botijos para ofrecérselos al Apóstol Santiago al final de su peregrinaje.

El «emotijo» lanzado al espacio
El «emotijo» lanzado al espacio - ARCHIVO