Solar junto al cementerio de San Rafael de Córdoba en que se construirá el nuevo tanatorio
Solar junto al cementerio de San Rafael de Córdoba en que se construirá el nuevo tanatorio - VALERIO MERINO
INSTALACIONES

Cecosam dominará el mercado en Córdoba con su nuevo tanatorio y subirá los precios

La empresa prevé multiplicar los ingresos y amortizar muy pronto la construcción

CÓRDOBAActualizado:

La empresa municipal Cecosam espera hacer un gran negocio, en realidad un pelotazo, si sale adelante el proyecto de construir un tanatorio en el cementerio de San Rafael. La cercanía a la ciudad (pese a que haya que trasladar el cadáver para el proceso de la cremación), consideran en la empresa, será un auténtico revulsivo para la atracción de clientes ligados, sobre todo, a grandes compañías aseguradoras, que son las que dominan el mercado.

La empresa municipal ha echado sus cuentas y lo tiene claro. Aspira a quedarse con el sesenta por ciento del mercado de servicios funerarios de Córdoba. Según su estudio de mercado, que se basa en estimaciones conservadoras, prevé que el tanatorio de San Rafael tenga una ocupación de 1642,5 salas simples al año y 182,5 salas dobles en ese mismo periodo. En Córdoba, según los datos del mercado, se celebran unos 3.000 servicios funerarios. Cecosam pasaría de ser una empresa pública con un carácter subsidiario a la auténtica dominadora de un mercado que es libre.

Bien situado

La empresa privada propietaria de los centros del Granadal y la Fuensanta ha iniciado un procedimiento para llevar el asunto, si procede, a los tribunales. Entiende que no es de recibo que una sociedad mercantil municipal, que se sostiene con el presupuesto de los cordobeses, le haga competencia retorciendo, afirma, la norma urbanística que impide construir tanatorios en la ciudad consolidada. Intervención ha emitido un informe bastante claro, en poder de la alcaldesa desde el pasado enero, sobre la imposibilidad de operar en un mercado abierto mientras se reciben ayudas para paliar el déficit.

La realidad es que los gestores de Cecosam, cuya presidenta es la edil socialista Mar Téllez, no ocultan un hecho. «Este nuevo tanatorio va a generar un incremento de los ingresos actuales por estos servicios dada su privilegiada situación dentro del casco urbano, con una buena conexión a través de transporte público y fácil aparcamiento». Hasta el documento redactado usa un sustantivo, privilegio, que le puede dar muchos dolores de cabeza al Consistorio.

Intervención cree que no se puede operar en mercado abierto mientras se reciben ayudas para el déficit

Para hacerse una idea de la repercusión del proyecto, Cecosam cree que va a multiplicar por tres los beneficios de la empresa en dos años. De 240.000 a cerca de 700.000. El importe neto de la cifra de negocio de la empresa pasará de 2,7 millones (cifras de 2019) a 3,53 millones de euros.

Durante el primer año de puesta en marcha operativa del tanatorio, la empresa asegura que facturará -sin tener en cuenta el resto de unidades de negocio de la empresa- cerca de un millón de euros. Cuatro ejercicios después, la facturación de las tanatosalas y los negocios anexos (venta de lápidas, flores o cafetería) llegará a 1,2 millones de euros. Según la previsión, el coste anual del crédito para pagarlo es de unos 60.000 euros anuales. Lla facturación de dos años paga de sobra el presupuesto de construcción de las nuevas instalaciones.

Las nuevas instalaciones no propiciarán una bajada de precios sino todo lo contrario. Cecosam tenía sus instalaciones por debajo de mercado para intentar llevar a los usuarios a la Fuesanta. Actualmente, cobra 276 euros por sala simple y 547 por la doble. La empresa afirma que una sala simple en Palma del Río cuesta 650 euros, en el Granadal y las Quemadas 550, al igual que en Bujalance. Por ello, el estudio de mercado prevé un incremento de las tarifas para ponerlas acorde al mercado.