Rudovic intenta parar un ataque del Benidorm
Rudovic intenta parar un ataque del Benidorm - BM BENIDORM
BALONMANO

El Ángel Ximénez Avia Puente Genil empata (28-28) en Benidorm

El conjunto pontano reclama un siete metros en la última acción que puedo darle el triunfo

CórdobaActualizado:

El Ángel Ximénez sacó un punto de su visita a Benidorm, algo que se puede dar por bueno, en el primer partido de la segunda vuelta de la Liga Asobal. Sin embargo, quedó el lamento de que el botín pudo ser mayor, puesto que su expedición reclamó un siete metros en la última jugada del partido que no fue concedido.

El encuentro estuvo repleto de alternativas y de fases de buen juego y errores por parte de ambos equipos. En los primeros minutos, el Benidorm pareció salir decidido a sentenciar por la vía rápida el encuentro con un Cabanas pletórico, autor de los cuatro primeros goles de su equipo, tras al contragolpe. Pero el Ximénez nunca le perdió la cara al partido y tuvo en Juan Castro a su jugador más inspirado. Ambos equipos disfrutaron de ventajas de dos goles, pero inmediatamente un parcial del rival establecía la igualada.

Pabán, en una de sus mejores actuaciones individuales del curso, mantenía al Benidorm enganchado a su rival, que se retiró al descanso con una mínima ventaja en el marcador (16-17).

El conjunto local volvió a tomar el mando del juego y del resultado en los primeros minutos del segundo periodo, en el que las defensas se impusieron. Ángel Ximénez, muy acertado en defensa, no se descompuso y volvió a tomar la delantera a pesar de sufrir la expulsión de Domenech por un golpe sobre Grau. El conjunto pontanés dio nuevo tirón en el marcador para situarse con dos goles de renta (23-25) a diez minutos del final. Zupo Equisoain, técnico del Benidorm, pidió un tiempo muerto y logró reconducir la situación a favor de su equipo, que logró un parcial de 3-0 a su favor.

La experiencia de Chispi, autor de dos goles en momentos claves, y la fortaleza defensiva le dieron a los cordobeses la opción de ganar el partido en el último minuto, pero fallaron o los árbitros no quisieron pitar.