Un momento de la procesión del Via Crucis - RAFAEL CARMONA
SEMANA SANTA

Semana Santa de Córdoba 2019 | Un Via Crucis diferente (y flamenco) en la Puerta de Almodóvar

Saetas y sones de guitarra sorprendieron al Cristo de la Salud en su procesión de silencio

CÓRDOBAActualizado:

La del Cristo de la Salud es una procesión de silencio. Varios hermanos portan a hombros la imagen, un Crucificado de autor anónimo que se bendijo en 1590, para recorrer las estrechas calles de la Judería sin más acompañamiento que el de los tambores roncos que van junto a la cruz de guía y el rezo de las estaciones del Via Crucis en distintos puntos de su camino.

Sin embargo, este Lunes Santo en Córdoba dejó una estampa diferente a la altura de la Puerta de Almodóvar, donde, pasada la medianoche, el Cristo se detuvo para recibir saetas y sones de guitarra flamenca.

El silencio y la sobriedad que acompañan a esta hermandad, que partió de la iglesia de la Trinidad una vez cayó el sol, se rompió este Lunes Santo para dejar paso a una escena peculiar que contrasta con la austeridad que es seña de identidad de esta procesión.