Material incautado en la vivienda del fallecido
Material incautado en la vivienda del fallecido - ABC

El «suicidio» que perpetraron dos sicarios desde el piso 13 de un bloque de pisos de La Línea

La policía resuelve la muerte en agosto de un hombre en La Línea como ajuste de cuentas

LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓNActualizado:

Parecía un suicidio pero ha resultado ser un homicidio por un ajuste de cuentas entre narcos. Dos hombres han sido detenidos y enviados a prisión acusados de matar a otro arrojándolo desde un decimotercer piso de un bloque de pisos de La Línea de la Concepción.

Eran las doce de la madrugada del 9 de agosto cuando unas personas que paseaban junto a una playa de La Línea de la Concepción (Cádiz) descubrieron el cuerpo sin vida de un hombre sobre el suelo. Todo parecía indicar que se había arrojado desde el inmueble, el edificio Rocamar, situado junto a la playa de Poniente. Era lo que los sicarios que lo mataron pretendían que todo el mundo creyera, aunque no se han salido con la suya. La Policía Nacional inició una investigación para esclarecer las causas y las circunstancias de la muerte. Las pesquisas las asumió la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV).

La víctima, F. C., era un hombre de 50 años de La Línea con antecedentes, según confirmó ayer la Policía. Las lesiones y contusiones que presentaba en los brazos y antebrazos, indicativas de que había intentado defenderse y zafarse, y el hecho de que pese a los grandes ventanales de la vivienda y la azotea del edificio la caída se produjera desde una ventana pequeña, han sido determinantes en la investigación.

«La vivienda tiene grandes ventanales y terraza. Si una persona quiere suicidarse no elige una ventana pequeña. Creemos además que uno de los autores le propinó un puñetazo para lanzarlo al vacío dada su resistencia», indicó ayer un mando policial.

La puerta de la vivienda, además, había sido forzada. En su interior, los agentes encontraron cuatro trípodes para cámaras, un prismático, dos maletines con prismáticos de largo alcance, 12 teléfonos móviles y una báscula de precisión, entre otros objetos.

Las pesquisas policiales realizadas durante meses han incluido todas las hipótesis posibles aunque relacionadas con actividades ilícitas vinculadas con las mafias del narcotráfico. La investigación ha permitido recabar pruebas suficientes para determinar que la casa era empleada por estas organizaciones criminales como punto de vigilancia y control.

Labores de vigilancia

Según la Policía Nacional, la víctima realizaba labores de vigilancia para narcotraficantes desde su vivienda, situada en un lugar privilegiado, por lo que desde la misma se ve toda la Bahía. Algo debió salir mal en alguna de sus vigilancias y lo mataron, según el relato de la investigación que un mando policial ofreció ayer en la comisaría de La Línea.

Los detenidos, de 37 y 31 años, ambos con antecedentes por delitos relacionados con el tráfico de drogas, han sido los principales autores del homicidio, según explicó dicho mando policial. Fueron arrestados el pasado viernes en La Línea de la Concepción. La Policía mantiene abierta la investigación, por lo que descarta realizar más detenciones en los próximos días. Desde la Policía se reconoce que la escalada de violencia de los narcos en el Campo de Gibraltar va en aumento, como queda demostrado con este macabro homicidio.