Un agente, con una de las armas intervenidas en esta operación - ABC
Narcotráfico

Los narcos del Campo de Gibraltar se alían con los de Huelva, Sevilla y Málaga

La Guardia Civil culmina dos operaciones que se saldan con 66 detenidos y la intervención de narcolanchas, narcoembarcaderos y siete toneladas de hachís

La Línea Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La presión policial tiene en jaque a los narcos del Campo de Gibraltar, que están buscando alianzas en otras provincias para poder introducir en la Península la toneladas el hachís que transportan desde Marruecos.

Así lo constatan las últimas operaciones en varias provincias andaluzas y lo confirman desde la Guardia Civil a ABC.

El Instituto Armado llevó a cabo ayer otra importante operación que culminó otras dos que ya venía desarrollando hace meses y que han supuesto un duro golpe para el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y las provincias de Huelva, Sevilla y Málaga.

La intervención de ayer, en la que participaron 300 agentes, se saldó con 16 detenidos y 22 registros en La Línea de la Concepción, San Roque, Algeciras, Los Barrios y San Enrique de Guadiaro (Cádiz); Vélez-Málaga (Málaga), Sevilla y Punta Umbría, Aljaraque y Trigueros (Huelva).

Con estos golpes, la Guardia Civil da por desarticuladas dos importantes organizaciones asentadas en esta comarca gaditana y a los aliados que había buscado en otras provincias. Una lo había hecho en Huelva y Sevilla, a través del río Guadalquivir, y la otra, en Málaga.

Según fuentes de la investigación, los narcos del Campo de Gibraltar se sienten acosados por la presión policial y buscan otros lugares por los que introducir la droga. Se trata de provincias que no controlan y en las que ya operan otras organizaciones de narcos, por lo que alcanzan acuerdos con las mismas para trasladar los alijos a estos lugares alejados de las vigiladas costas gaditanas.

«Debido a la presión que estamos ejerciendo no se atreven a alijar por las costas de Cádiz y lo están haciendo en otros lugares. Ellos siguen trabajando para mantener su ritmo de vida y se buscan las vueltas», indicaron las fuentes consultadas por ABC.

Es algo que ya habían detectado los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de ahí los importantes golpes que se están realizando en las últimas semanas en Andalucía.

Así, en las dos fases de las operaciones «Freno» y «Tardo» -así han sido denominadas por la Guardia Civil-, han sido detenidas 66 personas acusadas de pertenecer a organización criminal dedicada al tráfico de drogas, robo de vehículos y blanqueo capitales.

Además, han sido intervenidas siete toneladas de hachís, armas, cuatro narcolanchas, vehículos, tres de ellos robados, e incluso dos narcoembarcaderos, uno en la provincia de Málaga con un sofisticado engranaje para la botadura rápida de las embarcaciones, y otro en Sevilla.

En la operación «Tardo», en la que ha caído la organización campogibraltareña que se había asociado con narcos de Huelva y Sevilla, han sido arrestadas 14 personas y se han efectuado 20 registros en Los Barrios, Algeciras, San Roque, La Línea, Punta Umbría, Trigueros, Huelva, Aljaraque y Sevilla. Los registros han sido efectuados en 15 domicilios, una nave, tres empresas náuticas y un narcoembarcadero.

Tres de los arrestados lo han sido en La Línea, dos San Roque, uno en Algeciras y otro en Aljaraque. No se descartan más detenciones.

Han sido incautadas tres embarcaciones semirrígidas y más de tres toneladas de hachís e intervenidos sofisticados sistemas de transmisiones, así como dos armas largas.

En la segunda fase de la operación «Freno», la vinculada con la provincia de Málaga, han caído nueve personas, cinco en La Línea, dos en Los Barrios, una en San Roque y otra en San Enrique de Guadiaro, se han realizado dos registros domiciliarios en San Enrique de Guadiaro y Vélez-Málaga.

Eso sí, en la primera fase fueron detenidas 43 personas e intervenidos 13 vehículos, y armas cortas y largas, entre otros efectos.

Prisión para cinco guardias civiles

La encomiable labor que realiza a diario la Guardia Civil contra los ilícitos se ve enturbiada por unos pocos. Es lo que ha ocurrido con cinco agentes destinados en la Aduana de La Línea de la Concepción con Gibraltar.

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de La Línea ordenó ayer, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de estos cinco agentes y de otra persona más.

Los seis están acusados de ser los supuestos autores de los delitos de contrabando de tabaco, cohecho, omisión del deber de perseguir delitos, pertenencia a grupo criminal, blanqueo de capitales, falsedad documental y tráfico de hachís. La causa está bajo secreto de sumario.

Hace unas semanas fueron también enviados a prisión por narcotráfico cuatro guardias civiles en el Campo de Gibraltar.

Las distintas fuentes de la Guardia Civil con las que ha hablado ABC lo tienen claro: quien cometa alguna ilegalidad debe pagarlo, sea o no miembro del Instituto Armado. «Cuanto antes estén fuera del Cuerpo, mejor», han asegurado.