Una ambulancia de Urgencias
Una ambulancia de Urgencias - ABC

«Mi mujer se moría de un ictus y en el 061 me colgaron el teléfono»

Un vecino de El Puerto de Santa María denuncia que la empresa de emergencias tardó una hora en mandarle asistencia sanitaria para su esposa, que falleció dos días después

SevillaActualizado:

Luci murió el pasado 3 de noviembre a los 54 años de un ictus tras estar una hora esperando en el salón de su casa mientras perdía la consciencia, apretaba los dientes y su marido y su hijo trataban de conseguir que una ambulancia llegara a socorrerla. Luci falleció después de que su esposo, Jesús, llamase tres veces al 061 y una de ellas la teleoperadora, asegura, le colgase el teléfono. Su marido, con el que vivía en El Puerto de Santa María junto a sus dos hijos, quiere que se conozca su historia para que no se vuelva a repetir. «Que pongan más ambulancias, y más médicos», pide.

El suceso tuvo lugar el 1 de noviembre. «Nos preparábamos para ir a Sevilla a ver la salida de la Esperanza de Triana y mi mujer me dijo que le dolía mucho la cabeza. Al darle un calmante, añadió que le quemaba la mano, la cara, que estaba muy mal. Ella misma me dijo que creía que era un ictus», explica Jesús. Él se asustó al ver así a su mujer y llamó, muy nervioso, al 112. «Me pidieron mil datos y luego me pasaron con el 061 (el servicio de emergencias sanitarias que depende de la Consejería de Salud). Y me volvieron a pedir los datos y les dije que era un ictus», se queja. Entonces le dijeron que mandarían una ambulancia.

«Yo me puse con mi hijo a intentar que mi mujer no se tragara la lengua, a ayudarla porque estaba muy mal. Pero no llegaba nadie. A los 15 minutos llamé otra vez. Estaba muy nervioso, pero cómo no iba a estarlo si se estaba muriendo mi mujer allí mismo», explica. Cuando le cogieron el teléfono, la teleoperadora, asegura, le dijo que si no se calmaba, le iba a tener que colgar. «Ahí exploté, es verdad», reconoce, aunque no entiende qué tipo de profesional sanitario no entiende que quien llama con un familiar al borde de la muerte puede ponerse muy nervioso. «La chica me colgó», dice. Él sintió que le dejaban solo. «¿Cómo no me voy a poner nervioso si se está muriendo mi mujer?», se pregunta otra vez.

Cuando habían pasado otros 15 minutos, su hijo vio una ambulancia llegar: «Que vienen, papá», le dijo, y él se tiró a abrir la puerta. Quien estaba al otro lado le miró descompuesto al ver lo que pasaba en el salón y el estado de su mujer. «¿Qué le pasa, usted no es médico?», le preguntó Jesús. «No, yo soy el conductor de la ambulancia», le dijo el recién llegado.

Muy nervioso, este trabajador llamó otra vez al 061 y pidió asistencia médica. Otra media hora después, cuando Lucí llevaba una hora ya con un gravísimo ictus muriéndose en su casa con la única asistencia de su marido y su hijo.

«De los médicos solo tengo buenas palabras. Cuando por fin llegaron se partieron la cara por mi mujer. Intentaron todo lo posible por reanimarla y la llevaron al hospital de El Puerto de Santa María. De allí la trasladaron luego al de Cádiz, donde murió finalmente el día 3 de noviembre. Toda la experiencia ha marcado a la familia», dice. «Estamos todos en tratamiento. No sabe lo que fue esa hora en casa, lo que viví yo y lo que vivió mi hijo. Mi otra hija estaba de viaje en Salamanca y no se imagina el trayecto de vuelta cómo fue», añade Jesús.

Donación de órganos

Jesús, que ya tiene casi lista la denuncia contra el 061, solo pide que no se repita más lo que él y su familia han vivido. Es lo que repite todo el tiempo cuando cuenta su historia. Que Salud corrija la situación y nadie más esté una hora esperando asistencia médica para alguien que ha sufrido un ictus. Incluso de esta desgracia, la familia de Luci ha sacado algo bueno. Al fallecer, donaron todos sus órganos y, cuenta Jesús orgulloso, «salvó la vida de diez personas». Es el mejor recuerdo de un primero de noviembre para olvidar.

Desde la empresa de Emergencias que gestiona el 061 aseguran que están investigando los hechos y trasladan el pésame a la familia.