Agentes de la Policía Nacional, en los registros llevados a cabo en La Atunara
Agentes de la Policía Nacional, en los registros llevados a cabo en La Atunara - Sergio Rodríguez
NARCOTRÁFICO

Cae una trama en La Línea que suministraba combustible, comida y tripulantes a las narcolanchas

La Policía Nacional detiene a 15 personas y realiza 19 registros en la operación «Gasoil»

La LíneaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido a 15 personas en La Línea de la Concepción (Cádiz) por formar parte de una organización que suministraba combustible, comida y tripulantes a las narcolanchas que operan en el Estrecho de Gibraltar.

La operación, en la que participan más de 170 agentes y que ha comenzado a primera hora de este martes, ha permitido además descubrir un almacén en la zona de El Zabal en el que se han encontrado numerosos bidones vacíos de los que estas organizaciones utilizan para suministrar combustible a las narcolanchas. Ha habido 19 registros en la ciudad, algunos en la barriada de La Atunara.

Los 15 detenidos están acusados de organización criminal, contra la salud pública y algunos de ellos por blanqueo de capitales. La investigación, bajo el nombre de operación «Gasoil», comenzó en 2018 con la averiguación de una red de apoyo y logística a las narcolanchas y su tripulación que aguardan en alta mar hasta encontrar el momento idóneo para trasladar sustancias ilegales a las costas españolas.

La investigación se inició en noviembre del año pasado, cuando se tuvo conocimiento de una red de abastecimiento de combustible, avituallamiento y tripulantes a narcolanchas que aguardan en aguas internacionales hasta encontrar el momento oportuno para trasladar las sustancias ilegales a las costas españolas. Fruto de las primeras gestiones, realizadas entre los meses de noviembre y mayo, los agentes arrestaron a tres personas se incautaron más de 5.000 litros de gasolina, así como la aprehensión de 1.600 kilos de hachís que se localizaron en dos embarcaciones tras abortarse un alijo.

El 'modus operandi' de esta organización criminal era suministrar, con embarcaciones tipo patera, combustible y avituallamiento, como ropa y comida, e incluso, facilitar el relevo de tripulantes que se encontraban operando en la zona del Estrecho, y una vez abastecida la narcolancha y realizado el cambio de tripulación, volver a tierra. Los investigados formaban parte de un entramado totalmente organizado desplegado por toda La Línea de la Concepción, siendo la zona más implicada, la barriada de la Atunara.

La operación realizada ha sido uno de los mayores dispositivos establecidos en la zona del Campo de Gibraltar, con mayor despliegue de medios y agentes especializados, que ha permitido un serio golpe a la infraestructura logística que facilitaba la permanencia y la ejecución de la actividad delictiva.