Imagen de la entrada al centro de menores, con el cartel de unas reformas que nunca se hicieron
Imagen de la entrada al centro de menores, con el cartel de unas reformas que nunca se hicieron - ABC
INMIGRACIÓN

La Junta de Andalucía cierra por motivos de seguridad el centro para menores inmigrantes de Algeciras

Argumenta que peligra la integridad de trabajadores y usuarios debido a las graves deficiencias de las instalaciones. La plantilla lleva años reclamando una reforma integral

AlgecirasActualizado:

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía ha cerrado de manera provisional del Centro de Protección de Menores Nuestra Señora del Cobre en Algeciras, en el que son atendidos los menores extranjeros no acompañados, conocidos como MENAs.

Los menores alojados en estas instalciones han sido trasladados a otras dependencias y la plantilla lo será próximamente. Según el Gobierno autónomo, se trata de una medida «de urgencia tomada ante la situación en que se encuentra el centro por el severo deterioro de sus instalaciones, con grave peligro para la integridad de los menores y el personal que los asiste», ha indicado en un comunicado.

Respecto a la plantilla, dependiente de la Junta, ha indicado que el caso de cada trabajador o trabajadora se tratará de forma personalizada mediante un proceso negociador, con el objetivo de conseguir las mejores condiciones posibles para cada puesto de trabajo. La reubicación se podrá llevar a cabo en recursos propios de la delegación territorial de Educación, Deporte, Igualdad y Políticas Sociales en el Campo de Gibraltar, centros de menores de la provincia o en la zona de residencia del personal afectado.

El centro tiene capacidad para atender a 24 menores pero desde hace tiempo sólo atiende a 16 porque parte del edificio está inutilizado debido a su deterioro. El verano pasado, al igual que el centro de La Línea, se vio desbordado debido a la cantidad de menores inmigrantes que hubo que atender.

La Consejería añade que «el pésimo estado» de las instalaciones no permite «ofrecer la calidad que se le supone a un recurso público de estas características. Un centro fundamental para la acogida inmediata de los MENAs en el Campo de Gibraltar ha quedado infrautilizado, lo que ha llevado al aumento de la ocupación del resto de centros de la provincia», agrega.

Ya en julio de 2018, el personal denunció el pésimo estado en que se encontraban las instalaciones. El anterior ejecutivo anunció el cierre para realizar las mejoras, una medida que finalmente no llevó a cabo. A pesar de que en 2011 había adjudicado la reforma del centro a una empresa que finalmente no pudo acometer los trabajos.

Piden que se quede en el Campo de Gibraltar

Desde CCOO se recuerda que se lleva años denunciando el deterioro de estas instalaciones y se pide que el recurso se quede en el Campo de Gibraltar al ser una zona caliente en la recepción de inmigrantes y de MENAs. Según el sindicato, la Junta ha argumentado que no encuentra un inmueble para este traslado provisional en esta comarca. Además, afirma que el personal del centro teme que pueda tratarse de un cierre definitivo encubierto.

En cuanto al incremento de la llegada de MENAs a Andalucía, la Consejería asegura que pretende racionalizar este año los recursos para dar respuesta a sus necesidades y expectativas. En este sentido, indica que la reciente Orden de 25 de febrero de 2019 por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones destinadas a programas de atención, acogida e inserción social y laboral de menores extranjeros no acompañados en régimen de concurrencia no competitiva constituye el instrumento técnico y jurídico que va a permitir, «de una manera ágil, recabar la colaboración de entidades que disponen de los medios personales y materiales para atender adecuadamente a los menores».

Además, anuncia un estudio «con rigor metodológico» del colectivo por parte de profesionales de la investigación social para conocer las áreas de mejora en la atención a los MENAs y definir sus perfiles, así como sus necesidades en función de su proyecto migratorio.

La llegada de MENAs a Andalucía ha crecido exponencialmente desde 2017. Aunque el Estado tiene competencia exclusiva en materia migratoria, a la Junta de Andalucía le compete la protección de estos menores que llegan solos en patera, por lo que se encuentran en situación de desamparo; y atender sus necesidades básicas de alimentación, alojamiento, salud, educación e integración social.

La cifra de MENAs se duplicó en 2018

En 2018, precisaron algún tipo de atención del sistema de protección hasta 9.153 MENAs, más del doble que en 2017 (4.172). Hasta mediados de marzo de 2019, se han producido 961 nuevos ingresos.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, informó en el Consejo de Gobierno del pasado 26 de marzo sobre la tramitación de emergencia en la renovación del contrato de 500 plazas del servicio de atención inmediata para MENAs. El presupuesto de estos contratos, que asciende a tres millones de euros, se abona con cargo al Programa presupuestario 31E Atención a la Infancia y completa las 1.351 plazas de las que dispone la Administración andaluza.

Estas plazas se distribuyen en las provincias de Almería, Cádiz, Granada, Huelva, Málaga y Sevilla.