Agentes, en la finca del Campo de Gibraltar donde había dos menores retenidos
Agentes, en la finca del Campo de Gibraltar donde había dos menores retenidos - ABC
Inmigración

Desmantelada una organización en Cádiz y Málaga que traficaba con adultos y menores marroquíes

La Policía detiene a 11 de sus integrantes, que cobraban entre 3.500 y 6.500 euros por persona. También captaban a menores extranjeros no acompañados para que se fugasen de los centros

AlgecirasActualizado:

Entre 3.500 y 6.500 euros por persona. Era el precio que cobraba una organización dedicada al tráfico de seres humanos procedentes de Marruecos para traerlos a la Península y distribuirlos luego por diferentes lugares del país y de Europa. Sus responsables no tenían reparos en traficar también con menores, dos de los cuales han podido ser liberados en una operación de la Policía Nacional.

La investación ha desvelado que esta red ha podido traficar con medio centenar de personas entre los que había menores. Además, la organización también se dedicaba a recoger menores extranjeros no acompañados, tras aleccionarnos e inducirlos para que se fugasen de los diferentes centros en los que se encontraban. Primero los llevaban a un domicilio en el que eran controlados y retenidos hasta que se materializaban los pagos requeridos, bajo amenazas que afectaban a su integridad física y a una posible localización policial y devolución a Marruecos.

La Policía ha desarticulado a esta organización criminal y ha detenido a 11 personas, 9 en San Pablo de Buceite y Algeciras (Cádiz); una en Marbella (Málaga) y otra en en Torrelavega (Cantabria). Siete de ellas han ingresado en prisión.

En barca hinchable hasta Tarifa

La investigación comenzó en Pamplona gracias al testimonio de un inmigrante, que denunció que el año pasado, junto con otras 12 personas, partió de Tánger en patera. Según relató, cuando se aproximaban a la costa española tuvieron que inflar una barca de goma para llegar hasta Tarifa (Cádiz). Allí le recogieron dos hermanos marroquíes, que la Policía considera los principales miembros de la organización en España, para llevarlos en vehículos hasta una finca.

En dicho lugar permanecieron varios días y tras recibir el segundo de los pagos de sus respectivas familias (1.000 euros por persona), contó que fue llevo a una estación de autobús donde se le facilitó un billete. Allí también les facilitaban ropa y un teléfono móvil. La Policía ha acreditado viajes a Barcelona, Bilbao y Francia.

Las investigaciones permitieron saber que en Tánger, las personas con las que traficaba esta trama, también permanecían en casas tras ser conducidos hasta allí desde otras zonas de Marruecos, para luego ser trasladados en patera hasta las costas de Cádiz «sin condiciones de seguridad», según ha destacado la Policía.

La operación ha contado además con cuatro registros en dos domicilios de San Pablo de Buicete, Cádiz, y otros tantos en San Luis de Sabinillas, Málaga, (2). En una de las viviendas de la localidad gaditana estaban los dos menores que han podido ser liberados.