A la izquierda, captura del anuncio de Wallapop y a la derecha, los terrenos donde se encontraron
A la izquierda, captura del anuncio de Wallapop y a la derecha, los terrenos donde se encontraron - ABC
Patrimonio

Unos trabajadores de una obra vendían a través de Wallapop balas de cañón de 1811 en Tarifa

Una asociación cultural sostiene que trabajadores de una obra las vendían a 30 euros cada una y que en 2017 ya detectó la misma práctica en Wallapop

TarifaActualizado:

La Asociación Histórico-Cultural Tarifa 1812 denuncia que se han puesto a la venta balas de cañón de hierro de 1811 halladas en unos trabajos de excavación por 30 euros cada una como sostiene ya se hizo en 2017 en Wallapop, entonces con un precio de 100 euros.

Esta asociación ha denunciado a través de su perfil de Facebook la falta de control arqueológico que sostiene ha existido en las obras de varias promociones de viviendas que actualmente se siguen desarrollando en las zonas del Retiro y el Olivar de Tarifa (Cádiz), donde acamparon las fuerzas del general Leval en diciembre de 1811 en su intento de tomar la plaza de Tarifa durante la Guerra de la Independencia. 

Según sostiene esta asociación, varios trabajadores de dichas obras han puesto a la venta, desde el pasado mes de noviembre, al menos 10 balas de cañón de hierro a un precio de 30 euros cada una «halladas durante los trabajos de excavación».

En este sentido, indica que ya denunció en 2017 esta práctica, que se hizo «sin pudor» a través de Wallapop.

Esta asociación recuerda además que la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía requirió en su momento al Ayuntamiento que, dado que es posible que aún se conserven en esa zona de Tarifa huellas de las obras realizadas por las tropas napoleónicas, así como balas de cañón, hebillas, botones y otros elementos propios de este episodio del intento francés de ocupar Tarifa en 1811, el Consistorio debía establecer la necesidad de un control arqueológico «en cualquier actuación u obra que se proyectase en los terrenos afectados donde se presume la existencia de estos vestigios militares».

En este sentido, lamenta que «nada se ha hecho» una vez terminada la urbanización y apertura del vial.

La asociación agrega que puso lo ocurrido en conocimiento del Ayuntamiento y de la Junta el pasado mes de noviembre.

«Mientras no se exijan o lleven a cabo los debidos controles y cautelas arqueológicas desde la Delegación Territorial de Cultura y del propio Ayuntamiento, Tarifa no hará sino perder parte del patrimonio histórico de todos de la mano de desaprensivos o de intereses urbanísticos. En este caso, sin que pueda alegarse desconocimiento. Hasta la fecha ninguna de las balas de cañón u otros restos que hayan podido aparecer en las excavaciones han sido depositadas o entregadas en dependencias municipales o de la Guardia Civil», añade.