Jesús Farrujia Bocanegra, nuevo hermano mayor de Columna
Jesús Farrujia Bocanegra, nuevo hermano mayor de Columna - A. Vázquez
COFRADÍAS

Jesús Farrujia: «Lo importante es el sentimiento y el apoyo de los hermanos»

Columna afronta una etapa con nuevo responsable al frente pero un equipo de trabajo muy similar al que en estos ocho años ha hecho crecer la hermandad

CÁDIZActualizado:

Jesús Farrujia Bocanegra ha tomado el relevo en Columna. Este gaditano es desde hace poco el nuevo hermano mayor de la corporación del Martes Santo, una cofradía a la que, como él mismo dice, regresó hace trece años.

Farrujia había llegado a la hermandad a finales de los setenta de la mano de su padre. En los años ochenta se vincula más a la carga y se va temporalmente al Cristo de Sanidad. Pero su vuelta a Columna se produce gracias a su hijo. «Me dijo que quería cargar y entonces le comenté que sería en la cofradía de la familia. Y fue así como volví».

En 2010 recibió la llamada de Sergio Rodríguez y Paco Álvarez para formar parte de la junta de gobierno. Era un momento muy delicado para la corporación pero gracias al buen trabajo en equipo ahora se encuentra en una situación muy diferente. «Hicimos frente a una crisis importante y en ello también tuvo mucho que ver que a los dos años llegó el director espiritual Óscar González que ha sido muy determinante no solo en la cofradía sino en la parroquia de San Antonio porque somos una parroquia muy viva, convivimos también con la hermandad la Esclavitud y la labor del párroco es muy importante para el crecimiento de la hermandad. La verdad es que la cofradía se ha visto beneficiada con esto».

El nuevo responsable de la hermandad afronta los próximos cuatro años con mucha humildad y con la idea de continuar los distintos proyectos iniciados. De hecho su equipo, salvo un par de excepciones por motivos laborales lo conforman personas que ya estaban anteriormente. El propio Sergio Rodríguez es el vice hermano mayor. «La que seguimos ahora es sin duda una línea continuista y en principio vamos a continuar con todos los proyectos que teníamos. En su día hablamos y pensaron que tenía que dar el paso y ser hermano mayor. Estoy para cuatro años, es mi compromiso pero lo más importante es el sentimiento, el cariño y el apoyo que te dan tus hermanos porque esto está todo hecho. El grupo sabe lo que tiene que hacer y lo importante es que todo el mundo tenga su sitio ya que el valor de la cofradía es el de los hermanos. Yo me encargo de que haya un buen ambiente y de que coordinemos bien». Jesús Farrujia insiste en que se siente enormemente agradecido. «Estos ocho años que he estado en la junta he querido aportar mi granito de arena y trabajar para subsanar tantos años de ausencia y hoy me siento muy recompensado por el cariño. Espero haber saldado esa ausencia».

Proyectos

En cuanto a los planes más inmediatos Farrujia quiere trabajar como siempre en dos áreas que son fundamentales: caridad y patrimonio. «En estos ocho años hemos crecido mucho en ambas parcelas y queremos seguir luchando y trabajando para que esto no se pierda». De esta forma la archicofradía de Columna va a seguir desarrollando las rondas de los sin techo en la que visitan todos los martes a las personas sin hogar por las noches para hablar con ellos y ofrecerles alimentos. «El único día que no se hace la ronda es el Martes Santo. Pero además aquí es importante saber que no solo hermanos de la cofradía sino que hay gente de la parroquia y colaboradores incluso de la escuela de Salus Infirmorum que colaboran profesores y alumnos. Al margen de esta acción ayudamos a Caballeros Hospitalarios, Hermanas de la Cruz y mensualmente repartimos entre veinte y treinta bolsas de alimentos para personas de la parroquia o de la cofradía que lo necesiten». Actualmente, en esta parcela de caridad la corporación estudia realizar alguna campaña más enfocada a las personas mayores que están solas.

En cuanto al patrimonio de la archicofradía, Jesús Farrujia tiene claro que es fundamental seguir adelante con lo que se ha iniciado y conservarlo en perfecto estado. «Queremos avanzar con paso del Cristo. Este año ya lució el canasto entero y también el frontal que se estrenó en Vía Crucis diocesano». A día de hoy el hermano mayor reconoce que no puede asegurar si se avanzará algo más en ese dorado que ejecuta Felisa García aunque sí afirma que se está trabajando actualmente en los candelabros a los que se les va a retirar la pintura para su posterior dorado.

La Virgen de Lágrimas también presentará novedades en 2019. «Estrenará la galleta nueva y el gloria de San Antonio se va a restaurar, será una labor que realice Luis González Rey», apunta Farrujia.

Al margen del patrimonio material, la nueva junta de gobierno se siente muy orgullosa por el patrimonio humano de una cofradía que va a más y que en 2018 incluso tuvo que hacer nuevas túnicas. «Somos una cofradía que llevamos niños y eso es muy bonito e importante. Puede que este año tengamos que encargar más túnicas. Vamos creciendo porque es muy difícil ya que sabemos cómo está el tema».

Otra de las novedades de Columna para el próximo Martes Santo será su itinerario de regreso a San Antonio. «Esta vez vamos a volver directamente por Ancha porque es cierto que llevamos muchos pequeños y además el paso es bastante ancho y no vamos a tomar por Valverde y San Pedro sino directamente por la calle Ancha». La corporación votó en su día a factor de la nueva Carrera Oficial sobre la que Farrujia comenta que «a nosotros no nos desvía mucho pero entiendo que hay cofradías que por la ubicación no les viene bien. Esperamos que se noten las mejoras de San Juan de Dios con los palcos y demás, a ver qué pasa».

También se muestra esperanzado en que se viva una jornada completa. «Fui hermano de Piedad porque era la cofradía de mi abuelo. Deseo que se solucione internamente el problema de la hermandad de forma que el Martes Santo esté con nosotros en la calle porque un Martes Santo sin Piedad no será un Martes Santo».