COFRADÍAS

Intensa jornada para la juventud cofrade gaditana

El Vía Crucis y el primer Foro Joven Cofrade contaron con una amplia participación

Actualizado:

Los grupos jóvenes de las hermandades y cofradías de Cádiz vivieron un fin de semana completo que les congregó en torno al Vía Crucis de la Juventud y el I Foro Joven Cofrade. Ambas citas reunieron a aquellos que tienen en sus manos el futuro de nuestras corporaciones.

Bajo la organización de la Junta Permanente del Consejo Local, concretamente desde el Área de Juventud, la jornada comenzó con la celebración del vía crucis en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen. Para arropar a los jóvenes acudieron Francisco Muriel, Juan Ramón Montes, Mónica Montero y Miguel Ángel Peñalver, todos ellos miembros de la Junta Permanente. También estuvo el pregonero de la Semana Santa, Juan Carlos Torrejón, y Jesús García Cornejo, director espiritual del Consejo y un sacerdote muy cercano a la juventud. Entre los jóvenes se dejaron ver algunos del grupo joven del Prendimiento de Jerez.

Posteriormente tocó trasladarse a la Casa Pemán, donde en colaboración con la Fundación Cajasol se celebró el I Foro Joven Cofrade, con la participación como ponentes de Jesús García Cornejo, Manuel Mota, actual hermano mayor del Nazareno del Amor, cuya trayectoria en su cofradía sirvió de ejemplo para todos, y Mónica Montero, del Área de Juventud de la Junta Permanente del Consejo Local. Del mismo modo se realizó una mesa redonda, que estuvo moderada por el periodista Pablo Durio, con una metodología abierta, participativa e interactiva con las redes sociales, donde miembros de distintas hermandades reflexionaron sobre sus experiencias, vivencias, ideas e intereses.

En el Foro Joven Cofrade, Mota expuso su experiencia más personal recordando que «antiguamente jugábamos a ser mayores en el grupo joven estableciendo para ello diversos cargos entre los miembros para ir aprendiendo», haciendo hincapié «en el eje fundamental que es la amistad». Jesús García Cornejo, por su lado, habló de la importancia de la formación recordando que «las hermandades deben servir para caminar juntos; son el equilibrio entre la tradición y las circunstancias actuales». En uno de sus turnos de palabra, Mónica Montero se refirió «al trabajo que se hace por la iglesia y por los jóvenes como consejeros» de la Junta Permanente, así como que solicitó que «las juntas de gobierno deben facilitar la convivencia» en el día a día de la hermandad.

La jornada concluyó con una visita a la capilla del beato Fray Diego José de Cádiz y con una convivencia en la que quedó de manifiesto la buena salud que goza, a nivel de juventud, la mayoría de las corporaciones gaditanas.