IGLESIA

Fomento ya contempla la restauración de la Castrense

Las obras, paralizadas desde diciembre de 2016, están ahora previstas en dos partidas que se liberarán este 2019 y el próximo año 2020

CádizActualizado:

Buenas noticias o al menos algo más esperanzadoras para el futuro de la iglesia Castrense de Cádiz. El Ministerio de Fomento contempla ya en sus presupuestos la restauración del templo y lo hace en dos partidas, una primera de 321.250 euros prevista en este 2019 y otra en 2020 por un valor de 262.810 euros.

Fue en julio de 2018 cuando Fomento sacó a licitación la obra de la capilla del Santo Ángel Custodio. Desde entonces los trabajos se han adjudicado pero aún no se ha producido movimiento alguno excepto la colocación de los andamios y una lona hace como mucho un par de meses.

El templo está cerrado desde diciembre de 2016. Previamente, en marzo, en el BOE salía publicada la licitación y el plazo de ejecución establecido en dieciocho meses. Sin embargo, el proyecto empezó mal ya que la empresa encargada de los trabajos se declaró en suspensión de pagos y abandonó la obra cuando solo había ejecutado un 4% de los trabajos fijados. A partir de ahí todo quedó paralizado y se rompieron las expectativas de la comunidad parroquial, trasladada temporalmente a la iglesia de Santa Catalina, de regresar a su sede en el plazo previsto.

Los trámites burocráticos para que se volviera a licitar y adjudicar la obra se han llevado prácticamente dos años. Con este precedente la cautela y prudencia con respecto a la publicación en los presupuestos de esta asignación es máxima. El padre César Sarmiento se mantiene a la espera de que realmente comiencen a trabajar en la iglesia. «Lo importante de verdad es que empiecen las obras porque esto se está dilatando ya demasiado en el tiempo. No sé si esto es ya definitivo, quiero pensar que sí».

El padre César explica además que el sentimiento de la comunidad parroquial es de cierta incredulidad e incertidumbre. «Estamos a la espera todo el mundo... esperando y como ya llevamos varios años con este asunto la gente se pregunta si no les están tomando el pelo». Aunque la feligresía se ha habituado en cierto modo a Santa Catalina, Sarmiento recuerda que «no es nuestro sitio» e insiste en que «estoy excéptico a lo que vaya pasar porque no podemos predecir el futuro... ahí te ponen dos años pero quién sabe lo que va a pasar».

La misma cautela muestra la hermana mayor de Expiración con sede en la Castrense, Elisa Montero. «Si es verdad que va a empezar me hace ilusión aunque ya estamos un poco con recelo por todo lo que ha pasado en estos dos años. Hasta que no me vea allí no me lo voy a creer».

El presupuesto inicial era de 845.000 euros, una cifra bastante superior a los 591.590 euros actuales pero eso se debe también al acuerdo al que llegaron Defensa y Fomento ya que en un principio era el primer Ministerio el que iba a asumir el coste de la recuperación del que es el primer templo militar que existe en España. Habrá que esperar ahora a que este sea el impulso definitivo para recuperar esta histórica capilla.