Benito Fernández, nuevo hermano mayor de Medinaceli
Benito Fernández, nuevo hermano mayor de Medinaceli - F. Jiménez
Hermano Mayor de Medinaceli

Benito Fernández: «Ojalá saliéramos a la hora de siempre pero eso no depende de nosotros»

El nuevo máximo responsable de la corporación de Santa Cruz acaba de tomar posesión de un cargo que afronta con ilusión y compromiso

CádizActualizado:

Benito Fernández es desde hace unos días el nuevo hermano mayor de Medinaceli. Este gaditano nacido en la Plaza de San Antonio siempre ha sentido una gran devoción por esta imagen tan venerada en Cádiz. Quince años atrás, Benito se convirtió en hermano de la corporación y poco después, llegó a la junta de gobierno de la mano de Ismael Pampará. Ha sido el tesorero en los últimos años por lo que ha formado parte activa del equipo que ha logrado sanear la hermandad y recuperarla tras un periodo de comisariado.

–¿Cómo encara el cargo de máxima responsabilidad de la hermandad?

–Bueno pues con una ilusión terrible. Acababa el mandato anterior y el grupo que estábamos veíamos que teníamos que presentar una candidatura. Para dar el paso en primer lugar lo consulté con mi mujer y mi hijo y los dos son devotos y cristianos y me han dicho que para adelante, así que estoy encantado y con mucha ilusión.

–¿Cómo llega a la corporación?

- Cuando era pequeño e iba al colegio de la Mirandilla veía largas colas de personas que iban a visitar al Señor y eso me hizo siempre sentir curiosidad y más tarde devoción hacia este Cristo oscuro, moreno y tan gaditano. En los últimos ocho años he sido un gestor de lo que necesitaba la cofradía. Nos ha costado nuestro trabajo porque tenía muchas dificultades pero lo hemos conseguido aunque es cierto que aún quedan algunas cosas pendientes.

–¿Qué línea seguirá la nueva junta?

–Pues pretendemos ser continuistas pero a su vez tener nuestra propia identidad. Hemos formado un grupo con savia nueva y también con gente que antes ha colaborado. Además, gracias a la nueva normativa se nos daba la posibilidad de no tener un número elevado de miembros de forma que somos nueve y nos repartimos las tareas y creo va a dar bastante juego.

–Entonces, ¿qué prioridades tiene este equipo de trabajo?

- Queremos acometer los trabajos que teníamos pendientes como la ejecución del palio de la Titular y modernizarnos en el tema de los hermanos de forma que estemos más abiertos que colaboren más porque nuestra idea es atraer a la juventud y actualizar la hermandad en la era digital. También planteamos los trámites para acogernos a la ley del mecenazgo que es importante para la cofradía.

–¿Y en cuestión de caridad y formación?

–Por supuesto otro de nuestros principales objetivos es colaborar con la parroquia para revitalizar la vida parroquial de Santa Cruz y debemos llevar a cabo esa misión con el consejo parroquial. Incrementar el capítulo de acciones sociales y el tema de la formación también lo queremos incrementar y por ello hemos nombrado a dos personas responsables de estas áreas tan importantes. De formación se encarga Antonio Fernández y de caridad, Maria de los Ángeles del Río.

–¿Existe crisis de capirotes?

–Es verdad que ya no hay ese tirón de antes. Pero es una crisis que la padecemos todas las cofradías porque pertenezco al consejo parroquial y todos tenemos ese problema. El hecho de querer rejuvenecer a la cofradía no es más ni menos que sacarla a la calle. Pensamos montar muchas actividades porque no vale con hacer lo mismo que hasta ahora. Queremos hacer talleres de bordados, encuentros, viajes culturales, visitas a Santa Cruz y abrir la casa de hermandad porque nos hemos dado cuenta de que así nos abrimos al público... son actividades que hasta ahora no se han hecho y están funcionando en otras hermandades. De todas formas, el número de capirotes lo hemos mantenido durante los ocho años. El censo es lo que hemos actualizado para que el número de hermanos sea real.

–Patrimonialmente, ¿qué objetivos tiene este junta?

–Un proyecto que ya comenzó la anterior junta es el del palio de la Virgen con lo que ya presentó en su día Fray Ricardo de Córdoba. Lo pondremos en manos de los hermanos porque queremos que decidan ellos y hacerle un palio en condiciones ya que el que tenemos estaba inacabado y en malas condiciones. Hemos pensado incluso hacer un concurso de ideas y que participen todos porque es una decisión importante. El proyecto de Fray Ricardo no permite otra cosa, solo que se vea el esplendor y aparte es lo que quería la cofradía y demás. Con Pampará se ha afrontado el retablo que estaba muy mal pero económicamente no se ha podido abordar el palio. Ahora la hermandad está totalmente saneada y con un superávit económico y espero poder realizar en estos cuatro años el palio.

–¿Qué opina sobre la situación del Jueves Santo y la Madrugada en Cádiz?

–Creo que el Consejo está haciendo las cosas bien y más pronto que tarde tendrá que abordar el tema de la Madrugada que pasa porque esas hermandades de Madrugada ponernos de acuerdo o hacer modificaciones para que la Madrugada no se pierda. Nosotros nos hemos amoldado. También quiero decir que Medinaceli no es culpable del cambio del día. Se puede hacer una modificación en un caso concreto y yo creo que eso pasa con alguna incorporación de una cofradía nueva. Nosotros estaríamos encantadísimos con volver a poder salir al lado de nuestros hermanos del Perdón. Ojalá volviéramos a la hora que hemos salido siempre pero desgraciadamente a la fecha de hoy no depende de nosotros. También pienso incluso en que esas cofradías del Jueves tengamos un incentivo porque no es lo mismo económicamente salir ese día que otro.