Alfonso Cortés encara tranquilo el próximo cabildo de elecciones.
Alfonso Cortés encara tranquilo el próximo cabildo de elecciones. - F. J.
COFRADÍAS

Alfonso Cortés: «La ayuda de los hermanos y devotos es impresionante»

El Despojado celebra el viernes un cabildo electoral en el que se ratificará la confianza depositada en quien es máximo responsable desde 2014

CÁDIZActualizado:

Alfonso Cortés espera poder continuar con el proyecto que comenzó en la hermandad que hasta el momento es la más joven de Cádiz. El responsable del Despojado afronta el próximo día 8 un cabildo de elecciones al que se presenta una única lista que él lidera. La cita será un trámite que servirá para reforzar la confianza que los hermanos han depositado en Cortés y su junta durante estos cuatro años. Con humildad y mucho respeto este gaditano quiere seguir trabajando por la cofradía a la que está muy unido desde que se fundó.

–¿Cómo se presenta el cabildo de elecciones del próximo viernes?

–Estoy tranquilo porque confío en el respaldo de los hermanos. Nosotros el proyecto que iniciamos hace cuatro años lo queríamos terminar y teníamos claro que nos íbamos a presentar. Se trata de una junta en la que solo hay tres cambios pero lo demás somos los mismos y lo que tenemos claro es que vamos con muchas ganas de afrontar estos años que nos quedan y terminar lo que iniciamos en 2014.

–Decidió dar el paso entonces y repite ahora...

–Bueno yo soy hermano desde antes de que llegaran las imágenes porque uno de los fundadores fue mi hijo Joaquín. Él fue el que nos metió a toda la familia. A mi me gustaba porque estaba unida al colegio porque yo me he criado en los Salesianos, mis hijos también y ahora mis nietos y bueno, ahí estábamos. Fui el primero que sacó la cruz de guía el primer año que salió la hermandad a la calle. La llevé dos años hasta que mi hijo me llamó para cargar el paso lo cargué y después me presenté a hermano mayor. Quería que la hermandad tuviera una continuidad con lo que fue el inicio y lo hablé con mi hijo que me decía que es muy complicado pero yo lo tenía muy claro... entonces ya ellos me apoyaron, toda mi familia y aquí estoy aún y aunque es cierto que es complicado, sarna con gusto no pica y de hecho vuelvo a repetir.

–¿Qué prioridades tiene la hermandad ahora para los próximos cuatro años?

–El proyecto que tenemos es básicamente terminar lo que se empezó: el misterio, la mesa, faltan los laterales por tallar y luego la nómina de hermanos seguir incrementándola para que haya más penitentes el Domingo de Ramos. Además de esto estamos inmersos en el proyecto de formación que las hermandades tenemos que cuidar y promover. Esto no es solo los enseres, que también nos tenemos que hacer con los nuestros propios porque aunque somos una hermandad nueva cada vez cuesta más pedirlos pero tenemos también que centrarnos en caridad y formación, son los pilares más importantes.

–Veo que le preocupa especialmente el tema de la formación...

–La formación es una asignatura pendiente y ahora mismo en el Consejo de Hermandades le estamos dando fuerte y es un tema que tenemos que levantar porque va un poco atrasado pero no es de nuestra hermandad sino de todas. Haces una conferencia de formación y aparece muy poca gente y tenemos que estar todos unidos en este tema y llevarlo a buen puerto.

–En un cortejo con tantos niños, ¿qué planes tiene para ellos?

–Uno de los proyectos, aparte del grupo joven, es que queremos hacer un grupo infantil para que los más pequeños conozcan qué es una hermandad, cómo se trabaja...

–¿Y llegará un paso para la Titular?

–Un paso para la Virgen son palabras mayores. Lo que sí tengo que agradecer a todos los hermanos que colaboran con nosotros la ayuda que nos dan porque son muchísimos y sin ellos sería imposible. Y más en una hermandad joven como nosotros y eso es muy importante, la colaboración que nos prestan.

–Puede presumir además de tener una amplia nómina de hermanos...

–Somos más de 1.000. Tenemos muchos hermanos del colegio pero también de otros centros porque les gusta la hermandad y también de fuera de la casa salesiana que eso es muy importante también, que venga gente de fuera.

–¿Qué es lo que más le ha sorprendido en este tiempo que lleva al frente de la hermandad?

–Pues sobre todo me ha sorprendido la cantidad de hermanos y devotos que colaboran. Es algo que no me esperaba porque están colaborando muchísimo y muy bien. Me llama la atención que desde el primer día cada vez hay más gente que viene a echarnos un cable y la verdad es que es una suerte.

–¿Qué echa en falta en la Semana Santa de Cádiz actualmente?

–La Semana Santa necesita un poco más de educación y quizás nosotros, las hermandades, tenemos un parte de culpa en esa carencia. En general creo que necesitamos más educación y respeto.

–¿Y qué opina sobre la Carrera Oficial?

–A mi la Carrera Oficial que me gustaría sería terminar en Catedral aunque sé que es complicado. La de este año pienso que ha ido bien. Hay que mejorar en muchísimos aspectos como los cruces y demás. Creo que el Consejo está trabajando en eso y una de las cosas que va a intentar es corregir todos estos fallos que las hermandades le comentamos. Después de tantísimos años ha habido un cambio y hay que agradecer a la Permanente y al Consejo todo lo que han hecho.

–Al margen del cambio de recorrido, este último Domingo de Ramos fue muy especial para la hermandad...

–Ha sido un poco más especial por aquello de ser la décima salida y se recordó mucho el primer año cuando el padre Perdigones dio la primera levantá. Este año lo ha vuelto a repetir. La verdad es que ha pasado todo demasiado rápido. Casi no puedo creer que hayan pasado diez años... pero la realidad es que ya no somos tan jóvenes y esperemos que dentro de poco no seamos la hermandad más joven ya que será señal de que hay una nueva.

–¿Qué deseo tiene de cara al futuro de la hermandad?

–El único deseo es que sigamos como hasta ahora, que los hermanos colaboren con nosotros y nuestro padre Jesús del Amor Despojado y María Santísima de la Concepción estén siempre con nosotros. A partir de ahí espero que desde el día 8 se pueda seguir con todo lo que iniciamos y que la hermandad siga creciendo.