Las duchas lava ojos se ubican junto al cableado de ordenadores y otros dispositivos electrónicos
Las duchas lava ojos se ubican junto al cableado de ordenadores y otros dispositivos electrónicos - ABC
Salud

El nuevo laboratorio del Hospital de Almería, «inseguro» y con «alto nivel de contaminación»

CSIF ha denunciado ante la Inspección de Trabajo los riegos que presentan estas instalaciones para el personal sanitario

AlmeríaActualizado:

El nuevo laboratorio del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería, recién estrenado, presenta «riesgos importantes e intolerables», según ha denunciado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería ante la Inspección de Trabajo.

Más de 140 profesionales de la sanidad trabajan en esta área donde junto a «ordenadores y centrifugadoras se ubican las duchas de emergencia y fuentes lava ojos de sustancias peligrosas», por lo que no se pueden utilizar.

CSIF ha presentado un informe donde se denuncia hasta 16 irregularidades entre las que se encuentra que «en el espacio diáfano del laboratorio, donde se mezclan productos como formol o aldehídos que producen vapores que aspiran los trabajadores, generando picores en ojos y garganta».

Según el sindicato, en Anatomía Patológica y Microbiológica «no existe el aislamiento correspondiente», ya que debe contar con un nivel de contención biológica 2. Esta zona se ubica en el área común del laboratorio, estando además en una zona de continuo paso con el resto de profesionales.

Además, en la denuncia ponen de manifiesto que «los cascos para aislamiento auditivo no están homologados, ni tampoco los extintores y ni siquiera están ubicados en su señalización». Los trabajadores se quejan porque el nuevo laboratorio está separado físicamente del hospital.

«Esto supone un trasiego importante desde unas dependencias a otras, llevando materiales sensibles como muestras y peticiones, con el riesgo que esto conlleva», explican.

El sindicato hace hincapié en la antesala de este laboratorio con contención biológica 3, el nivel más alto, pero esta dependencia ocupada por la máquina refrigeradora de microbacterias como lepra o tuberculosis «está siendo mal utilizada».

Los trabajadores tienen que ponerse en esta zona los equipos de protección, un área que «solo debería emplearse para los cambios de dicha vestimenta que puede estar contaminada».

Por todo ello, CSIF ha exigido a la Inspección de trabajo que lleve a cabo una visita al laboratorio debido «al alto nivel de peligrosidad para los trabajadores», con el objetivo que regularice las precarias condiciones de esta instalación donde se llevan a cabo pruebas de vital importancia para la salud de miles de ciudadanos.