Top

Viajar - Top

Cinco de las rotondas más raras de España

De una pantalla LED en el centro de Vigo a una rotonda-comenterio en Madrid

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Rotonda con pantalla gigante LED, en Vigo

Rotonda con la pantalla LED, en el último tramo de la calle Rosalía de Castro en Vigo-

Las rotondas son uno de esos recursos urbanísticos que a los españoles nos traen por la calle de la amargura. Pero, dejando a un lado el «cómo circular correctamente en el interior de una rotonda», nos hemos fijado en sus aspectos más extraños. Ya sea por raras, curiosas o absurdas, estas rotondas se caracterizan por ciertos detalles que no pasan desapercibidos...

Rotonda con pantalla gigante LED, en Vigo

O la amas o la aborreces. No hay término medio. Esta nueva rotonda de Vigo inaugurada el pasado 10 de julio de 2017 es una «obra de modernidad», según Abel Caballero, alcalde de la ciudad. En ella nos eclipsa una pantalla led circular (casi 2 metros de alto, con una superficie total de 24 metros cuadrados). Está situada en Vigo, en el cruce de la calle Rosalía de Castro con Serafín Avendaño.

Ha sido objeto de críticas por la posible distracción para los conductores, pero el alcalde está orgulloso de la nueva construcción: «Esto va a ser como Times Square, pero mucho mejor porque va a esta en Vigo», relataba. Además, la idea es que se puedan retransmitir partidos de fútbol, infinidad de proyecciones y figuras variadas. La rotonda forma parte de un proyecto de humanización de la ciudad, con un presupuesto de 750.000 euros

Rotonda presidida por una patata, en Amorebieta (Vizcaya)

Escultura de Andrés Nagel en la rotonda Zubitxea de Amorebieta- Maika Salguero

Esta escultura «sin título» de Andrés Nagel es comúnmente conocida por los vecinos de Amorebieta, en Vizcaya, como una patata atraveasada por palillos. No tuvo gran acogida entre ellos e, incluso, llegaron a solicitar su traslado en 2014.

Objetivamente, es una escultura de bronce de 9 metros de alto y 2,5 toneladas de peso. Sólo la escultura, sin contar con la construcción de la rotonda, supuso 180.000 euros.

Rotonda cementerio, en Villanueva de la Cañada (Madrid)

Cementerio del Cristo en Villanueva de la Cañada- Google Earth

El Cementerio del Cristo quedó atrapado en la glorieta construida en 2008. El Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada afirmó en un comunicado que facilitaron a los familiares el traslado de sus seres queridos al nuevo cementerio municipal inaugurado en 2002. Los vecinos contaron a Europa Press que esta situación no les sorprendió porque estaban acostumbrados y las nuevas viviendas que se edificaron próximas al cementerio se levantaron cuando éste ya existía.

Ya no se producen enterramientos en este cementerio porque fue clausurado en 2008.

Piscina-rotonda, en Villar de Omaña (León)

La «piscina-rotonda»- DIARIO SUR

Sí, esto es una piscina en mitad de una rotonda. Se encuentra en Villar de Omaña, una pequeña localidad de León que cuenta con sólo 30 habitantes, y fue construida en 2015.

El alcalde del pueblo, Manuel Rodríguez, explicó que «es un estanque en mitad del pueblo, el típico pilón que había, que lo hicieron más grande y redondo y que los niños lo usan como nosotros hacíamos antes en el río».

Rotonda del coche partido, en Murcia

Rotonda del coche partido, en Murcia- https://www.motorpasion.com/

Si Alejandro Sanz tenía el «corazón partío», esta rotonda a la entrada de la Universidad de Murcia tiene un «coche partío». Es un Volkswagen Passat de los años 80 y de su interior crecen plantas y flores de colores. Es obra de Antonio Martín Cervantes García y se titula realmente «Symbiosis». Ganó el concurso «¿Actúas en verde?», organizado por al Universidad de Murcia en 2009 que consistía en buscar coches verdes y convertirlos en esculturas.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios