Diez excelentes playas de Portugal para este verano

Recorrido por algunos de los mejores arenales de Portugal, desde Oporto hasta el Algarve pasando por Madeira

CORRESPONSAL EN LISBOAActualizado:12345678910
  1. Galopinhos (Arrábida)

    Playa de Galopinhos
    Playa de Galopinhos - CM Setúbal

    Las playas de Portugal son capaces de satisfacer a los bañistas más exigentes, los que comparan siempre con otras latitudes exóticas a la hora de armar una valoración conjunta del entorno.

    Tan cerca de España se alzan, por tanto, unos verdaderos paraísos de arena y agua, donde la belleza se despliega en todo su esplendor y los rincones circundantes no hacen sino realzar la pleitesía y el disfrute.

    Galopinhos (Arrábida)

    La reciente votación de la web especializada European Best Destinations no admite dudas: la playa de Galopinhos ha sido declarada la mejor del continente después de escrutar las preferencias de visitantes de 130 países.

    Aguas cristalinas de una idílica tonalidad azul. Acceso un tanto escondido. Inusual sosiego, si tenemos en cuenta que solo dista 10 kilómetros de la ciudad de Setúbal y 50 de Lisboa. Es decir, en poco más de media hora uno se planta en la capital portuguesa y, sin embargo, nada hace atisbar sobre el terreno que nos encontramos tan cerca de los núcleos urbanos.

    [Las 20 mejores playas de Europa]

  2. Odeceixe (Alentejo)

    Playa de Odeceixe
    Playa de Odeceixe - Rota Vicentina

    La playa de Odeceixe está deseando ser «degustada» en pleno Alentejo costero. Su arena fina y la sucesión de calas nos llevan a sumergirnos en su tentación. Las aguas solo cubren cuando se avanza bastante.

    La sorpresa y el gozo acechan especialmente en un enclave que encierra impresionantes cuevas, justo donde el río Seixe desemboca en el Océano Atlántico. Quiere decirse que las vistas resultan espectaculares, sobre todo porque los acantilados cortan la respiración.

    [Las diez mejores playas de Portugal]

  3. Sao Jacinto (Aveiro)

    Playa de Sao Jacinto
    Playa de Sao Jacinto - Turismo do Centro de Portugal

    Se cierra la ría de Aveiro y allí, en un extremo, se muestra la enorme playa de Sao Jacinto, rodeada de un ecosistema que solo puede calificarse de maravilloso y donde el viento sopla con cierta fuerza (típico dela zona).

    Caminar y adentrarse en la zona de dunas significa abandonarse a una sensación muy placentera, con un observatorio de patos como colofón. Además, siempre queda la posibilidad de subirse a un ferry para llegar a Aveiro, una coqueta ciudad conocida como «la Venecia portuguesa» y no lejos de Coimbra.

  4. Isla de Pessegueiro (Alentejo)

    Playa de Pessegueiro
    Playa de Pessegueiro - João Paulo

    Cuando este arenal kilométrico se alza ante nuestros ojos, la sensación de paz y tranquilidad nos invade al lado de la localidad de Porto Covo, donde el rastro de un fortín militar retrata el valor estratégico de este punto del Alentejo.

    La playa, que se extiende frente a la isla que le da nombre, puede avistarse desde los barcos que hacen una ruta de claras reminiscencias históricas: desde la antigua fábrica de salazón de pescado hasta el puerto-refugio en el que dejaron su huella romanos y cartagineses.

  5. Porto Santo (Madeira)

    Playa de Porto Santo
    Playa de Porto Santo - Porto Santo Line

    La isla de Porto Santo fue la primera en ser descubierta de todo el archipiélago de Madeira y prepara con mimo la conmemoración del 600 aniversario de tal acontecimiento, que se celebrará en 2018.

    Tomar el barco desde Funchal para arribar a sus costas da paso a un oasis playero de nueve kilómetros, no lejos de la población de Vila Baleira, establecida como capital isleña y donde vivió Cristóbal Colón, como recuerda la Casa-Museo a él consagrada. La mujer con la que se casó, Filipa Moniz, procedía de allí, aunque la conoció en Lisboa. Hoy Porto Santo es un verdadero ‘Eldorado’ para los fans de las buenas playas.

  6. Marinha (Algarve)

    Playa de Marinha
    Playa de Marinha - Região de Turismo do Algarve

    Los acantilados impresionan y hacen de la playa da Marinha una de las más atractivas del país vecino. Y eso que la competencia está muy reñida. Aquí, en el radio de acción del municipio de Lagoa, las rocas y grutas se dan la mano para realzar un paisaje que no deja de encandilar a miles de personas año a año.

    Por si el conjunto fuera poco, Algar Seco se enseñorea majestuoso cual balconada natural, antesala de un icono tomado por Turismo de Portugal para representar la atracción del sector al otro lado de la frontera.

  7. Guincho (Cascais)

    Playa de Guincho
    Playa de Guincho - Turismo Cascais

    Cascais, el municipio con mayor renta per cápita de Portugal, atisba a solo seis kilómetros el paraíso para surfistas de Guincho, donde el oleaje se une de forma permanente a la brisa para captar la atención de bañistas procedentes de toda Europa.

    Si el viento se hace notar demasiado, es el momento de buscar mesa en uno de los exquisitos restaurantes de pescado de los alrededores, tal cual hizo recientemente la mismísima Madonna.

  8. Caminha (Foz do Minho)

    Playa de Caminha
    Playa de Caminha - TURISMO DE PORTUGAL

    Una pasarela de madera. Un embarcadero. Rodeada del Bosque Nacional de Camarido, ahí aguarda este arenal fino bañado por un mar agitado, aunque el hecho de situarse en las proximidades de la desembocadura del río Minho permite que los extremos se den la vuelta y cobren protagonismo las arena gruesa y las aguas tranquilas.

    Una especie de cordón formado por un área de dunas apunta la separación entre la parte fluvial y la océanica de la preciosa playa, desde donde se vislumbra el Monte de Santa Tecla, ya en Galicia.

  9. Camilo (Algarve)

    Playa Camilo
    Playa Camilo - John Copland

    Es la playa más pequeña de todas cuantas integran esta lista y se llega hasta su dominio bajando una larga escalera. Las formaciones rocosas confieren una idiosincrasia muy particular al entorno, donde se combinan aguas calmas (muy frías, eso sí) y unos impresionantes acantilados.

    Se erige en los alrededores de uno de los centros vacacionales más conocidos del Algarve, Lagos, que pertenece al distrito de Faro. Tal vez su único inconveniente provenga de ahí, pues en temporada alta cuesta mucho encontrar un hueco para desplegar la toalla. En cambio, la visita en las primeras horas de la mañana da pie a una grata experiencia.

  10. Piscina das Marés (Oporto)

    Piscina das Marés
    Piscina das Marés - Matosinhos Municipality

    Terminamos el «Top 10» abrazando un concepto bañista diferente al de las playas, pero no por eso menos estimulante. Al contrario. Hablamos de las espectaculares piscinas de agua salada de Marés, en la roca y entre dos arenales.

    Responde a un brillante proyecto del arquitecto Álvaro Siza y ofrece unas prestaciones únicas por solo seis euros el día completo en Leça da Palmeira, a solo siete kilómetros de Oporto, la segunda ciudad de Portugal.