Viajar

Las verdaderas razones del cierre del restaurante de Sergi Arola

Los problemas económicos han pesado más al final que las dos estrellas Michelin que ostentaba

Vídeo: Sergi Arola cierra su restaurante - ABC
CARLOS MARIBONA - salsadechiles - Actualizado: Guardado en:

El cierre hecho público a través de un comunicado del restaurante de restaurante de Sergi Arola no ha sido más que la consecuencia de una muerte anunciada. Los problemas económicos han pesado más al final que las dos estrellas Michelin que ostentaba. Algo poco habitual. De hecho este el segundo biestrellado que cierra en España en toda la historia de la guía tras el de Can Fabes, que lo hizo tras la muerte de su propietario, Santi Santamaría.

Sin embargo hace unos meses que ya se veía venir el cierre. Tanto que parece que en la Guía Roja de España y Portugal 2017, que se presentará el 23 de noviembre en Gerona, ya no estaba incluido Sergi Arola Gastro. Aunque en la nota se habla únicamente de una separación profesional con su socia y exmujer, Sara Fort, una gran profesional de la sala de la que lleva divorciado cuatro años, lo cierto es que las cosas no iban bien en el restaurante..

Hace meses que ya se veía venir el cierre. En la Guía Michelin 2017 parece que ya no estaba incluido Sergi Arola Gastro

Hace ocho años, Sergi y Sara dejaban La Broche, en el hotel Miguel Ángel, para emprender la aventura en solitario en un local de la calle Zurbano. Eran tiempos de vacas gordas, y las dos estrellas Michelin que conservaron tras el cambio les permitían ser muy optimistas sobre el futuro. Tanto que adquirieron en propiedad, a los disparatados precios de entonces, el local donde se ubicaba el nuevo restaurante. Un espacio bastante complicado, con poca iluminación al ser casi todo interior y demasiado alargado. Sin embargo las cosas fueron bien al principio. Pero llegó la crisis, que afectó con más fuerza a los establecimientos de alto nivel como era el caso del Sergi Arola Gastro.

Y ahí empezaron los problemas. Comedor semivacío muchos días, problemas con los proveedores... En 2013 el restaurante fue noticia cuando Hacienda precintó la bodega y la coctelería por una deuda de 148.000 euros con la Agencia Tributaria y de 160.000 euros con la Seguridad Social. Esta situación obligó al cierre durante dos semanas. Y desde entonces parece que los números no han cuadrado para poder sacar adelante la sociedad.

Arola ha sido en los 18 años que lleva en Madrid, a donde llegó procedente de El Bulli de Ferrán Adriá, uno de los mejores cocineros que ha trabajado en la capital. Allá por 1998, cuando abrió La Broche, un pequeño restaurante en la calle de Doctor Fleming, Sergi revolucionó el panorama de la hasta entonces aburrida cocina madrileña. Un soplo de aire fresco a cargo de un cocinero atrevido, inteligente, culto y dotado de una gran técnica. El éxito le llevó a dar un paso adelante hacia un espacio más adecuado en el hotel Miguel Ángel. Allí estuvo siete años y allí logró las dos estrellas Michelin, siempre con Sara Fort, entonces su mujer, como fiel aliada al frente de la sala.

En 2008 decidió instalarse por su cuenta y ahí empezó la aventura del Sergi Arola Gastro que ayer puso su punto y final. Un restaurante que en sus primeros tiempos fue muy polémico por algunas decisiones del cocinero: no abrir los sábados ni los domingos, exigir chaqueta a los comensales, no aceptar mesas de más de cuatro personas o suprimir la carta y dejar sólo el menú, algo que ahora es muy frecuente pero que entonces causó un gran revuelo.

Relacionado: Alta cocina, un negocio poco rentable

Una de las acusaciones que siempre ha recibido Arola ha sido su dispersión. Hombre culto y muy mediático, se dedicó a aventuras de todo tipo, incluso televisivas, que le alejaron un tanto de su restaurante. Volvió luego a centrarse en su cocina, pero en los últimos años, acuciado por los problemas económicos, volvió a dispersarse un tanto con asesorías en restaurantes de hoteles por todo el mundo: Portugal, Francia, Suiza, Turquía, la India... Tal vez ello también le ha pasado factura. Una verdadera pena porque con el cierre de Sergi Arola Gastro Madrid pierde dos estrellas Michelin y sobre todo pierde a un cocinero muy sólido, con enorme conocimiento de la cocina clásica, gran técnica y muchas ganas de innovar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios