Gastronomía

Valladolid, capital de la alta gastronomía en miniatura

Noruega será el país invitado en el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, que reúne a los mejores cocineros de la especialidad

Alrededor de 270 cocineros de todas las comunidades se darán cita en el concurso nacional
Alrededor de 270 cocineros de todas las comunidades se darán cita en el concurso nacional - FOTOS: F. HERAS
H.DÍAZ Valladolid - Actualizado: Guardado en:

Si algo sabemos de Noruega en lo que a gastronomía se refiere, es que el pescado es su principal fuente de alimento, y más concretamente, el salmón. Pero su riqueza culinaria va más allá de este pez marino. El bacalao fresco, la trucha nórdica, el cangrejo real, la vieira, los mejillones o las gambas del ártico son también algunas de las bondades de la despensa de un país que mima el mar. Este universo de texturas, colores y sabores se pondrá al servicio del próximo Concurso Nacional de Pinchos y Tapas «Ciudad de Valladolid», que mostrará del 5 al 13 de noviembre las mejores creaciones de la llamada cocina en miniatura. Un total de 46 de los mejores creadores de los fogones de España se darán cita en este certamen, que contará en esta ocasión en la presidencia del jurado con la restauradora Premio Nacional de Gastronomía María Marte, primera mujer en ponerse al frente del equipo que decidirá el vencedor del concurso en su duodécima edición.

Noruega toma así el relevo del estado mexicano de Guanajuato, que fue el invitado en 2015 del certamen. Sus productos no sólo serán protagonistas de los bares de Valladolid antes de que lleguen los pinchos a concurso, sino de una sesión de elaboración denominada «Bocados del mar de Noruega», donde el chef Hung Fai, promotor de la actividad culinaria noruega de vanguardia, mostrará la aplicación y versatilidad de los pescados característicos de estos mares del norte en el formato de tapas.

El jurado valorará la creatividad, el sabor y la originalidad
El jurado valorará la creatividad, el sabor y la originalidad

Ésta es una de las actividades que tendrán lugar de forma previa al Concurso. Otro de los reclamos de estos días será la celebración del primer Campeonato Nacional de Cortadoras de Jamón, a iniciativa de Diego Hernández, uno de los mejores maestros cortadores.

A partir del 7 de noviembre

Será a partir del 7 de noviembre cuando los restauradores entren en faena. La Cúpula del Milenio acogerá la fase profesional del concurso. Alrededor de 270 cocineros de todas las comunidades autónomas presentaron de forma previa sus creaciones, según detalló hace unos días el director técnico del certamen, Luis Cepeda, quien ve esta modalidad culinaria como la «más trascendente» del país. De las recetas recibidas, han sido finalmente 46 las seleccionadas, que se cocinarán en esta fase final, que se dividirá en tres sesiones de 15 ó 16 concursantes.

Los aspirantes dispondrán de 25 minutos ante el jurado, tiempo en el que tendrán que preparar a la vista de todos siete tapas de su propuesta. Aspectos como el sabor, la creatividad y la originalidad serán tenidos en cuenta a la hora de decidir el vencedor. El premio a la tapa campeona de España está dotado con 6.000 euros, proclamándose dos subcampeones y tres accésit al mejor concepto de tapa, a la más tradicional y a la más vanguardista.

Pero esta cita nacional va más allá del terreno profesional. Hasta el domingo 13 de noviembre las barras de los bares y restaurantes de Valladolid se llenarán de estas suculentas creaciones en pequeño formato. Padrinos de los pinchos a concurso, los establecimientos de la ciudad acogerán las preparaciones que luego se someterán a juicio de los «entendidos».

Nuevas generaciones

Además, hace ya ocho años que los organizadores del certamen se preocupan de «cuidar» a las nuevas generaciones. Lo hacen a través de un certamen paralelo: el Concurso Internacional de Escuelas de Cocina, que se celebrará en la tarde del 7 de noviembre y en la que se enfrentarán doce alumnos de procedencias tan dispares como China, Alemania, Irlanda, México, Singapur, Corea del Sur, Suecia, Estados Unidos o Polonia. Tras recibir una intensa formación en gastronomía española durante seis semanas en la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid, tendrán que demostrar su valía ante los fogones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios