Descubrir Austria: un recorrido por el país

Diez destinos imprescindibles para pasar las vacaciones en el país centroeuropeo

Actualizado:12345678910
  1. Innsbruck con botas de montaña y zapatos de tacón

    El centro histórico de Innsbruck, siempre con vistas a las montañas
    El centro histórico de Innsbruck, siempre con vistas a las montañas - Innsbruck Tourismus

    Con botas de montaña y zapatos de tacón, aunque pueda parecer una paradoja. Ambas opciones son posibles en Innsbruck, la capital de los Alpes y del Tirol, para disfrutar de unas vacaciones en plena naturaleza porque pocos destinos en Europa pueden presumir de que solo en menos de media hora se puede llegar desde el casco viejo hasta la cima de sus montañas a dos mil metros de altitud. Practicando el senderismo en los Alpes austriacos o el ciclismo en la especialidad de «mountain-bike» a lo largo de sus decenas de itinerarios en las montañas que rodean a la capital de los Alpes con una ventaja añadida: un programa gratuito de senderismo de montaña. Las excursiones incluyen el trayecto en autobús hasta el punto de salida de la excursión, el alquiler de material y, lo más importante, la presencia de un guía profesional de la AlpinSchule Innsbruck, la más famosa escuela alpina de la capital tirolesa. Y después, una vez acabada la jornada en las montañas, pueden disfrutar de las terrazas de la vieja ciudad, principalmente en la calle de María Teresa, de los restaurantes a la última y de sus bares de copas, una de las mejores apuestas para los jóvenes en todo Austria.

    Una recomendación cultural más para disfrutar en el casco medieval de Innsbruck: El El Festival de Música Antigua Promenadenkonzerte ofrece obras de los mejores compositores renacentistas y barrocos, mientras que el Festival de Danza invita a un viaje artístico alrededor del mundo. El patio interior del Palacio Imperial, al lado de la sorprendente Iglesia de la Corte que alberga el mausoleo de Maximiliano I, se llena de música de vals con sus conciertos al aire libre, mientras que en la Marktplatz, a orillas del río Inn, los aficionados al jazz, el swing y el soul tienen una cita imprescindible durante el New Orleans Festival.

  2. Salzburgo, escenario del mundo

    La apabullante belleza del casco antiguo de Salzburgo
    La apabullante belleza del casco antiguo de Salzburgo - Salzburg Tourismus GmbH

    Cuatro mil eventos culturales previstos para este año, veinte construcciones barrocas, cincuenta galerías de arte, veinte museos, la Salzburg Foundation -que exhibe un ramillete de magníficas obras de arte modernas- y uno de los cascos viejos más encantadores que se pueden disfrutar en Europa Central. Con miradores a un lado y a otro de la ciudad natal de Mozart, a cuál mejor: desde la colina de los Capuchinos o desde los jardines de Mirabell, escenario recordado en la legendaria película «Sonrisas y Lágrimas» y favorito en la vida real de cientos de parejas que celebran su boda en el Palacio del mismo nombre. O también desde el desafiante Museo de Arte Moderno, anclado en una pared vertical de la ciudad, y naturalmente en la cima de la fortaleza Hohensalzburg, inexpugnable a lo largo de la historia, que recibe más de un millón de visitas al año. Siempre con una atracción única a la que no se puede renunciar: La Residencia de los Arzobispos, la Catedral y el Monasterio benedictino de San Pedro, que forman el nuevo Barrio de los Museos (DomQuartier). Para recorrer a pie por pasajes privados, oratorios y salas exclusivas de los arzobispos, como la terraza que se muestra a la Residenzplatz, divisando desde las alturas la Plaza de la Catedral y disfrutando desde el interior del gran templo a la misma altura de su gran órgano catedralicio. O simplemente para deleitarse por primera vez con los increíbles tesoros artísticos de la iglesia de San Pedro que hasta ahora nunca se habían expuesto.

  3. La apuesta futurista de Linz

    Lentia, una zona moderna de luces y compras en Linz
    Lentia, una zona moderna de luces y compras en Linz - LINZTOURISMUS / JOHANN STEININGER

    En un cruce de caminos entre la imperial Viena y la barroca Salzburgo, a orillas del Danubio, aparece Linz, una antigua ciudad industrial y gris que se ha convertido en los últimos años en una metrópolis cultural llena de atractivos, ideal para disfrutar de un fin de semana. Desde que fuera elegida capital cultural europea en 2009, la antigua ciudad celta y romana se ha transformado en un destino moderno con aires futuristas, de la mano de su «buque-insignia» en aquel año mágico, el Ars Electronica Center, con su original iluminación nocturna, proponiendo una original incursión en los campos de la robótica, la biotecnología y la neurociencia en un auténtico «museo del futuro». La oferta cultural en Linz abarca desde la ópera más moderna de Europa hasta el «Mural Harbor», la galería de grafitis más grande con cientos de obras de arte en el puerto, complementada con una interesante apuesta culinaria.

  4. Viena imperial: María Teresa y Mozart

    Casa de Mozart, en Viena
    Casa de Mozart, en Viena - MOZARTHAUS VIENNA PETERS

    La capital austriaca celebra este año el 300 aniversario del nacimiento de la emperatriz María Teresa I en cuatro escenarios: el Museo de Carruajes Imperiales, junto al palacio de Schönnbrun, el Museo del Mueble de Viena y los palacios de Schloss Hof y Niederweiden. Las exhibiciones permanecerán abiertas hasta el 29 de noviembre, pero podemos compaginar nuestro viaje a la capital imperial con la visita del Barrio de los Museos (MuseumsQuartier), que propone una amplísima oferta de eventos culturales prevista para este verano, y la Casa de la Música en la única residencia de Mozart (vivió allí) que ha se ha conservado en la capital: un lugar perfecto para sumergirse en la música del genio de la música de manera interactiva, dirigiendo, por ejemplo, a la Filarmónica de Viena, que se pone a las órdenes de los «directores de orquesta virtuales» que visitan el museo.

    Palacio Hof, la que fuera casa de campo imperial del Príncipe Eugenio de Saboya y María Teresa
    Palacio Hof, la que fuera casa de campo imperial del Príncipe Eugenio de Saboya y María Teresa- Hertha Hurnau

    Para recorrer Viena cómodamente y con un considerable descuento no olvide hacerse con una tarjeta imprescindible: Vienna Pass. Con esta tarjeta podrá visitar palacios imperiales, exquisitas galerías de arte y museos fascinantes, con entrada gratuita en más de 60 de sus mayores atracciones turísticas. El Vienna PASS se puede pedir desde casa por internet, en el Centro de Atención al Cliente Vienna PASS, en las oficinas de información turística, en el aeropuerto, así como en numerosos hoteles. Precios: pase de un día para adultos, 59 euros; dos días, 79 euros. Niños, 29,50 y 39,50, para uno y dos días.

  5. Graz, Ciudad del Diseño de la UNESCO

    En la imagen Schlossberg o Castillo de la Colina, en Graz
    En la imagen Schlossberg o Castillo de la Colina, en Graz - (c) Graz Tourismus - Harry Schiffer

    Los austriacos definen a Graz como la «capital cultural y capital culinaria gastronómica». Una urbe cosmopolita, peatonal y universitaria, repleta de fachadas históricas, barroco, modernismo, cafés y restaurantes en patios interiores renacentistas, mérito quizás de los arquitectos italianos que vivieron y trabajaron en esta ciudad durante varios siglos. Por estos motivos y alguno más, Graz presume de contar con el casco antiguo mejor conservado de Europa y hay que recorrerlo con sosiego.

    Graz ha sido reconocida también como la Ciudad del Diseño de la UNESCO con dos atrevidos ejemplos: La isla flotante del río Mur, un anfiteatro con forma de concha realizado por Vito Acconci para celebrar la capitalidad cultural europea de 2003, y el museo de arte Kunsthaus Graz, apodado «el alien amigable», un hito arquitectónico en el centro de la ciudad con su fachada azul brillante y sus casi 1.300 paneles fotovoltaicos que producen la energía necesaria para su funcionamiento.

  6. Lagos y trenes en Salzkammergut

    Hallstatt, en Salzkammergut
    Hallstatt, en Salzkammergut - TVB Inneres Salzkammergut_Wallner

    En la cima del monte Schafberg (1.783 m.) se disfruta de la montaña panorámica más hermosa de Salzkammergut, una región que cuenta con 120 cumbres de más de 3.000 metros de altura, aunque para llegar a este lugar hay que dar un espectáculo paseo en el tren cremallera (Schafbergbahn) más inclinado del país. En la del Monte Schafberg se pueden divisar once lagos en un día claro, entre ellos, el Traunsee, el Wolfgangsee, el Attersee y el Mondsee, este último con su forma de medialuna, los cuatro más populares y visitados por los visitantes. Aunque siempre es posible encontrar zonas aisladas, las aguas de estos proponen todo tipo de experiencias deportivas. Nadar, remar, pescar, practicar vela en las propias zonas acuáticas, descubrir la rutas de trekking y mountain bike o jugar, incluso, al tenis...

    Castillo de Schloss Ort, en el lago de Traunsee
    Castillo de Schloss Ort, en el lago de Traunsee- TURISMO DE ASUTRIA

    Otra forma de organizar el viaje es en los barcos de WolfgangseeSchifffahrt. En este medio de transporte podrá desembarcar en las hermosas ciudades de St. Wolfgang, St. Gilgen y Strobl, que invitan a callejear y pasear. El lago Wolfgangsee es una pintoresca joya en medio del Salzkammergut. Con la oferta combinada del ferrocarril SchafbergBahn y los barcos de WolfgangseeSchifffahrt se puede descubrir en tren y en barco todas las facetas de este maravilloso paisaje.

    Si va a moverse por Austria, es importante tener en cuenta la rapidez de los ferrocarriles Austriacos (ÖBB). Por ejemplo, cada media hora salen los trenes de larga distancia «Railjet» del aeropuerto de Viena con destinos como Linz o Salzburgo: 2 horas y 49 minutos del aeropuerto de Viena a Salzburgo; y desde Salzburgo hasta Innsbruck serán apenas 2 horas de viaje más. En el Railjet de ÖBB puede escoger entre las clases: Economy Class, First Class y Business Class, con modernas instalaciones, acceso wifi y otros servicios a bordo.

  7. El paraíso alpino de Arlberg

    Las impresionantes cumbres nevadas de Arlberg
    Las impresionantes cumbres nevadas de Arlberg - © Arlberg Marketing GmbH_Photo Sepp Mallaun_bearbeitet

    Entre Vorarlberg y Tirol surge del Arlberg, cuna del esquí alpino y destino muy apreciado por los aficionados a los deportes de invierno. Ya en los años sesenta, los pueblos de estos valles próximos al puerto de Arlberg se unieron para crear un forfait común y constituyeron uno de los dominios esquiables más grandes de Europa. Hoy, sus cinco localidades, St. Anton, St. Christoph, Stuben, Zürs y Lech, presumen de contar con las mejores estaciones de esquí del mundo adaptadas para todos los niveles con una magnífica infraestructura de teleféricos, pues no en vano Arlberg ya es desde diciembre de 2016 la estación de esquí más grande de Austria gracias a sus cuatro nuevos remontes con 87 telesquís y teleféricos, 305 km de pistas señalizadas y una zona de 200 km para practicar esquí de fondo fuera de pista. Y todo ello manteniendo un encanto rural que se combina con sus hoteles de diseño de primera calidad y una variada oferta gastronómica.

  8. Vacaciones en familia en las granjas del Tirol

    Granjas tirolesas: una forma de descubrir la vida de los granjeros entre las montañas de Austria
    Granjas tirolesas: una forma de descubrir la vida de los granjeros entre las montañas de Austria - TURISMO DE AUSTRIA

    Otra propuesta original y de gran aceptación popular entre las familias es la de pasar unas vacaciones de verano en un ramillete de granjas tirolesas de calidad contrastada. Además de estar ubicadas en entornos para el disfrute de la naturaleza, con lagos donde es posible el baño y con cientos de rutas para practicar el senderismo, el ciclismo o la escalada, existe la posibilidad de sentir en primera persona cómo es la vida de los granjeros participando en sus tareas diarias. Esta experiencia con profundas raíces tradicionales resulta inolvidable. En estas granjas, donde reina la hospitalidad, se puede disfrutar de las delicias culinarias caseras, ayudar en el cuidado del ganado o simplemente leer un libro delante de cada cabaña.

  9. El triángulo mágico de cristal de Hall-Wattens

    Una iglesia en el muncipio de Gnadenwald
    Una iglesia en el muncipio de Gnadenwald - (c)hall-wattens.at

    En el corazón del Tirol, hay que realizar la visita al «triángulo mágico de cristal» con tres propuestas que completan los Mundos de Crista de Swarovski, el museo más visitado de Austria después del Palacio de Schönbrunn en Viena, y la doble opción de desvelar los secretos del cristal de sal del valle de Halltal y los del cristal de roca de Lizum y Tux, alrededor de una magnífico paisaje de montaña entre las montañas de Karwendel, salvajes e impregnadas de romanticismo, y las de los Prealpes de Tux. En el valle hay una decena de hermosos pueblos, entre los que destaca Hall in Tirol, una villa de 13.000 habitantes con una gran relevancia histórica por la explotación de la sal, la acuñación de la moneda y por su antiguo puerto fluvial.

  10. La ruta romántica

    Bad Ischl, residencia de verano de los emperadores Francisco José e Isabel, la popular Sisi
    Bad Ischl, residencia de verano de los emperadores Francisco José e Isabel, la popular Sisi - TURISMO DE AUSTRIA

    Basta con tomarse cinco días para disfrutar de uno de los recorridos más bellos de Europa Central. Se trata de la Ruta Romántica Austriaca y se extiende a lo largo de 380 kilómetros lejos de las autopistas, como un hilo de perlas entre Salzburgo y Viena, con los paisajes más hermosos del país, magníficas vistas panorámicas de lagos y montañas, y 17 poblaciones históricas poblaciones llenas de encanto, entre ellos Hallstatt, un pueblo de postal que han copiado recientemente los chinos en su país; Bad Ischl, residencia de verano de los emperadores Francisco José e Isabel, la popular Sisi, y Gmunden, a orillas del Traunsee, punto clave en el comercio de la sal durante la Edad Media.