Top

YouTube Los lugares abandonados más impresionantes de España

Decenas de construcciones escondidas y abandonadas por toda la geografía española: Desde pueblos inundados por pantanos a transatlánticos encallados

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
Navegue usando los números

El barco fantasma de Fuerteventura

El impresionante transatlántico SS América- ABC

En enero de 1994, el impresionante transatlántico SS América, rebautizado como American Star, encallaba en la costa sur de Fuerteventura cuando era remolcado hacia Tailandia, donde iba a ser convertido en un hotel de lujo flotante.

Un transatlántico de lujo pensado para recorrer el mundo elegido por las personas más ricas e influyentes de la época para disfrutar de sus vacaciones. La tradición cuenta que incluso Dalí viajó en él.

Durante la II Guerra Mundial, el buque se utilizó como apoyo al ejército de la marina. Al terminar la guerra, un empresario de Bangkok lo compró para transformarlo en un inmenso hotel flotante. Una fuerte tormenta durante uno de sus viajes hizo que el buque terminase encallado frente a las costas de Fuerteventura. La tripulación que en ese momento viajaba en el transatlántico fue rescatada, sin embargo. El famoso buque no corrío la misma suerte puesto que , al igual que el Titanic, terminó partido por la mitad.

Durante más de diez años, la proa se irguió majestuosa frente a la playa de Garcey, en el municipio de Pájara, hasta que en 2007 la corrosión del casco acabó sumergiendo todos los restos. En Puerto del Rosario, capital de la isla hay un bar decorado con piezas de este barco fantasma. Apropiadamente, se llama «El Naufragio».

La estación de Canfranc

La estación de Canfranc- Pinterest

Su ubicación como unión entre España y Francia a través de los Pirineos convirtió durante muchos años esta estación ferroviaria oscense en un enclave estratégico para el tráfico internacional de pasajeros y toda clase de mercancías. Fue inaugurada en 1928 por el rey Alfonso XIII, el Presidente francés Msr. Doumergue y el general-dictador Primo de Rivera.

La estación vivió sus momentos de mayor esplendor durante la Segunda Guerra Mundial. Hasta tal punto que se convirtió en un punto clave por la que pasaron espías de la Resistencia francesa, judíos que huían de las SS y toneladas de oro de expolio nazi, a pesar de la prohibición del tráfico de este y otros metales preciosos en Europa.

En 1970, el descarrilamiento de un tren provocó el derrumbe del puente de L’Estanguet, lo que aisló la estación del tráfico internacional. Mientras que en Francia la línea se invalidó por completo, en España se mantuvo durante unos años el servicio ferroviario con apenas dos trenes al día que finalizan su viaje en la estación.

Declarada Bien de Interés Cultural, ha sido escenario de numerosos rodajes cinematográficos. En 2007 se presentó un proyecto para reconvertir el edificio en un hotel de lujo, aunque todavía no se ha llevado a cabo. A día de hoy, tan solo es el escenario que rememora algunos de los escenarios más crueles de la ocupación nazi.

Fuerte de San Cristóbal

Vista aérea del Fuerte de San Cristóbal- Pinterest

El Fuerte de San Cristóbal, ubicado en Navarra, fue una de las cárceles más importantes del país durante la Guerra Civil Española.

Muchos de los presos que ingresaron murieron tras sus muros. A los condenados a muerte se sumaron los fallecidos por desnutrición y enfermedades. Dicen en Pamplona que el monte está sembrado de cadáveres.

A pesar de las duras condiciones en las que se encontraban los presos, existía un locutorio, el lugar en el que se recibían las visitas. Sin embargo, estas visitas eran muy poco frecuentes debido a que la cárcel estaba comunicada por una carretera en muy mal estado y porque los familiares tenían miedo de ser involucrados en los delitos por los que se les acusaban a sus seres queridos.

En el Fuerte de San Cristóbal, el22 de mayo de 1938 tuvo lugar la fuga más multitudinaria de la historia y también la más trágica. Huyeron 795 presos, 221 murieron y solo tres lograron llegar a Francia. Los cabecillas del motín fueron fusilados.

Según numerosos estudios, los presos no se sublevaron por sus ideales, sino por el hambre y las malas condiciones a las que estaban sometidos.

Hoy solo quedan toneladas de ruinas abandonadas y olvidadas devoradas por una vegetación que de lejos produce escalofríos.

El Preventorio de Aguas de Busot

El Preventorio de Aguas de Busot- Pinterest

Un antiguo y lujoso balneario reconvertido en centro de aislamiento para pacientes de tuberculosis, se alimentaba de las aguas termales procedentes de la sierra Cabezón de Oro, en Alicante. La propiedades de estas aguas ya fueron descritas en crónicas romanas y musulmanas en el siglo XV. En la época romana existían unas termas.

Fue construido en el siglo XIX como lugar en el que la sociedad burguesa podía acudir a «tomar las aguas». Su nombre original era «Hotel Miramar estación de invierno». Este gran hotel, a pesar de que su atracción principal era el balneario, también contaba con otras instalaciones como un casino, una sala de fiesta, una iglesia y zona de juego para los niños. Su esplendor duró hasta 1930. Su dueño, un marqués muy importante de la época, lo perdió en una partida de póker.

En 1936 el Estado adquirió el edificio y lo convirtió en un hospital para tuberculosos, destinándolo principalmente al tratamiento de niños con esta enfermedad. El hospital cerró a mediados de siglo, el descubrimiento de tratamientos que permiten curar esta enfermedad hizo que cerrara sus puertas. Desde entonces, las leyendas de contenido paranormal sobre este entorno se han multiplicado.

La fábrica de armas de Orbaizeta

La fábrica de armas de Orbaizeta- Pinterest

Los Montes Comunales fueron cedidos por el pueblo de Aezkoa a la Corona española a cambio de la construcción de La Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta (Navarra) y al un porcentaje del trabajo que allí se iba a generar.

Esta fábrica, que contaba con más de 150 trabajadores, tuvo mucha importancia durante el siglo XIX, tiempo en el cual se convirtió en un imán para las cinco guerras sucedidas entre los años 1793 y 1875. Por ella pasaron ilustres militares como los Generales Morillo y Reille, Espoz y Mina o Zumalacárregui.

Durante muchos años, el pueblo de Aezkoa realizó todo tipo de trámites para que los Montes Comunales volviesen a su pertenencia original, sin embargo, todos estos esfuerzos fueron ignorados hasta el año 1982, momento en el que el Valle fue devuelto a sus habitantes.

En 2007 fue declarada Bien de Interés Cultural por ser una edificación arquitectónica de la arqueología industrial peninsular del siglo XVIII.

Hoy en día la fábrica se encuentra abandonada y sus ruinas son visitadas a diario por cientos de turistas que descubren una de las mayores fábricas de armas de Europa.

El castillo del Infierno de la colonia Güell

El castillo del Infierno de la colonia Güell- Pinterest

La Torre Salvana, en Cataluña, es una fortaleza románica que consta de una antigua torre de defensa construida en el siglo X.

A este misterioso lugar se le conoce popularmente como «El castillo del Infierno», a causa de los presuntos fenómenos paranormales que se registran en su interior. Son muchos los relatos que cuentan las personas que se han atrevido a adentrarse en este lugar, como inclusiones psicofónicas que han sorprendido por su claridad, voces y gritos de mujeres que pedían ayuda, llantos e incluso psicofonías en catalán. Varias personas aseguran que han sentido que una extraña fuerza les agarraba del brazo.

Por ello, esta torre enclavada a la entrada de la famosa Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, se ha convertido en uno de los lugares de culto de Cataluña entre los amantes del misterio, junto al antiguo Hospital del Tórax de Tarrasa.

Belchite

Belchite- Pinterest

Las ruinas de este pueblo situado en Zaragoza, famoso por haber vivido una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil Española, en agosto de 1937. Esta localidad estaba considerado como uno de los principales objetivos de las tropas republicanas en el Frente de Aragón, en el cual se habían concentrado entre 3.000 y 7.000 hombres pertenecientes al bando franquista. Durante unos días se sucedieron duros combates callejeros entre franquistas y republicanos.

La batalla finalizó con la toma del pueblo, debastado por la guerra, por parte del bando republicano. Una batalla que duró quince días y en el que perdieron la vida más de 5.000 personas.

Las ruinas fueron declaradas Conjunto de Interés Cultural en 2002. Desde entonces, más de 10.000 personas visitan cada año el pueblo conocido como «Pueblo Viejo de Belchite». Enclave del que se afirma que es escenario de numerosos fenómenos paranormales.

El aserradero de Ekai

El aserradero de Ekai- Flickr

Uno de los lugares abandonados con más historia de la provincia de Navarra. Llegó a considerarse uno de los edificios más importantes de la industria navarra de la zona durante el siglo XX. En este aserradero, en el que trabajaban hasta 500 trabajadores, se trataba la madera que posteriormente se cargaba en un tren que viajaba hasta los diferentes puntos de la Península.

La empresa cerró en 1990 y hasta el momento nadie se ha hecho cargo de este histórico edificio abandonado. A día de hoy, el gobierno de Navarra pretende iniciar un plan operativo para transformar el aserradero en un edificio dedicado al turismo y la cultura.

El pueblo de Escó

Ruinas en el pueblo de Escó- Pinterest

Uno de los pueblos, junto con Tiermas y Ruesta, expropiados en la década de los 60 para construir el embalse de Yesa, entre Navarra y Aragón. Este pueblo, el más pequeño de los tres, está catalogado como abandonado, sin embargo cuenta la leyenda que de nunca ha llegado a morir definitivamente puesto que, se puede ver como desde una casa sigue saliendo humo de la chimenea.

Escó era un pueblo que gozaba de autosuficiencia gracias a sus tierras fértiles y la buena calidad de la carne de sus animales. Contaba hasta 2010 con cuatro habitantes. Para la construcción del embalse también se ordenó desalojar los pueblos vecinos de Ruesta y Tiermas, que a diferencia de Escó quedaron desiertos desde el primer momento.

En 1999 se creó la Asociación pro reconstrucción de Escó, con la que consiguieron rehabilitar la ermita de la Virgen de las Viñas. Los escolanos que tuvieron que abandonar sus raíces se reúnen una vez al año, el 1 de mayo, para celebrar una misa en la ermita con el objetivo de que no se pierda la memoria del pueblo.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios