Top

Viajar - Alojamientos

Cinco hoteles con una sola habitación

Alojamientos únicos con todas las comodidades de un cinco estrellas

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Central Hotel & Café, Copenhague

Situado en la parte superior de un pequeño café en el animado barrio de Vesterbro de Copenhague (Dinamarca), el Central Hotel cuenta con una única habitación doble ideal para aquellos que buscan un diseño en el que priman los detalles artesanales que hacen que el visitante se sienta como en casa.

La habitación incluye una cama doble, cuarto de baño con ducha, minibar, televisor de pantalla plana, un equipo de música donde se puede conectar su iPhone y conexión Wifi.

La estancia permite disfrutar del desayuno en la animada cafetería de la planta baja o si se prefiere en la propia habitación.

Relacionado: Los hoteles más pequeños e increíbles del mundo

Casa Manni, Castellbate, Roma

Casa Manni más que un hotel es una casa de lujo en Roma que permite vivir una auténtica aventura romana adaptada a cada necesidad y preferencia. Es el alojamiento perfecto para una pareja que busca elegancia y refinamiento. Casa Manni dispone de servicio de conserje privado además de cocina con opción de chef personal, baño y sala de estar.

Eh’Haeusl, Amberg (Alemania)

El Eh'haeusl, en Amberg (Alemania), está considerado como el «hotel más pequeño del mundo». Este alojamiento excepcional se caracteriza por tener una decoración única y servicios personalizados dignos de un hotel de lujo.

Eh'haeusl apenas mide cincuenta y dos metros cuadrados y se construyó en 1728 para los matrimonios recién casados, ya que la ley les obligaba a tener una vivienda.

Hotel Droog, Ámsterdam

El Hotel Droog está situado en pleno centro histórico de Ámsterdam. Este singular espacio multidisciplinar combina hospedaje con spa y exposiciones de arte.

La planta superior del edificio está reservada para el alojamiento. El espacio dotado de abundante luz incluye un dormitorio, cuarto de baño -con bañera y ducha separada-, salón y cocina. Además, el huésped podrá disfrutar de la magnífica vista sobre los tejados de Ámsterdam todo ello en un espacio cuidadosamente diseñado para que se sientan como en casa.

One Room Hotel, Praga

Alojarse en el One Room Hotel, de Praga es sin duda una experiencia única no solo por la exclusividad de la habitación sino por la ubicación de la misma en una antigua torre de televisión de más de doscientos metros de altura.

Los huéspedes pueden contemplar la ciudad de Praga desde una altura de 66 metros gracias a sus amplios ventanales.

La suite, con salón, minibar, cafetera Nespresso, PC, equipo de alta fidelidad y una gran pantalla LCD está equipada con muebles de estilo y materiales naturales todo ello con un cuidado diseño.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios