Vídeo: El pueblo más bello

Un pueblo de Extremadura, incluido dos veces entre los más bellos de España en 2017

Guadalupe (Cáceres) triunfa en pocos días en las votaciones de Maravilla Rural y El pueblo más bello y bueno de España

Actualizado:

Guadalupe fue elegida a final de noviembre la primera de las 7 Maravillas Rurales de España 2017, según la votación organizada por Toprural en la que se busca la Maravilla Rural del año.

[Los ganadores: Las siete maravillas rurales de España en 2017]

Unas semanas más tarde, Guadalupe (1.999 habitantes en 2016) se acaba de imponer a Combarro (Pontevedra) como «el pueblo más bello y bueno» de España. Tras semanas de votación en el concurso «Luce tu pueblo», organizado por la marca de bombones Ferrero Rocher, Guadalupe ha conseguido aglutinar más del 54 % de los votos, y el pasado fin de semana los guadalupenses vivieron en la Plaza de Santa María una espectacular iluminación que realza tanto su principal referente, el Real Monasterio de Guadalupe, como todo el pueblo.

El resultado de las dos votaciones sitúa a Guadalupe como una de las estrellas de este año. Un pueblo que siempre ha estado entre los más bonitos, pero que, por azar del destino, esta vez ha logrado dos buenos reconocimientos en muy poco espacio de tiempo.

La virgen de Guadalupe es la patrona de todas las tierras de habla hispana y su nombre aparece en un buen número de lugares hispanoamericanos. Cuenta la leyenda que un pastor encontró una talla de la virgen en el río cacereño Guadalupe y decidió construir una ermita alrededor, siendo este el núcleo de la población posterior. El Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, del siglo XIV, es uno de los símbolos de Extremadura y el segundo lugar de peregrinación más importante del país. Callejear por sus antiguas rúas permite contemplar la arquitectura popular de los siglos XIV al XVI. Los valles de los alrededores ofrecen maravillas tales como el Geoparque Villuercas-Íbores-Jara.

Esta Navidad, más de 50.000 bombillas, 2.100 metros de cortina de guirnalda, y un árbol de 8 metros de altura y más de tres de base cubierto por 960 metros de luz se han instalado en este pequeño municipio cacereño para vestir de dorado sus balcones y fachadas.