Pueblos cerca de Madrid para desconectar en el puente de agosto

Localidades como Albarracín para hacer una escapada de fin de semana o Chinchón para pasar el día

Actualizado:12345
  1. Chinchón

    España presumen de enclaves naturales y localidades cargadas de historia. El turista puede recorrer caminos medievales, rutas de montaña con embalses escondidos o visitar palacios y castillos. Un ejemplo de ello son las callejuelas pintorescas de Chinchón, el Corral de Comedias de Almagro o los paisajes rocosos de Albarracín, escenarios idóneos para un fin de semana en familia. La Asociación los Pueblos más Bonitos de España ha elabora un listado de cinco propuestas para desconectar en el puente de agosto por Madrid.

    Chinchón

    No hará falta salir de la Comunidad de Madrid para sumergirse en un paisaje de tonos pardos, ocres y amarillos y descubrir sus plazas y callejuelas de arquitectura medieval. Aunque la ciudad de Chinchón esté ubicada solo a 45 kilómetros del centro de Madrid, eso no ha impedido que conserve su singularidad. Chinchón, el único municipio madrileño de la red los Pueblos más Bonitos de España, propone caminatas por callejones pintorescos, tardes al sol en las numerosas terrazas del casco urbano y paseos acompañados con el aroma a pan recién horneado de sus dulcerías y panaderías tradicionales. Un destino que nos permite alejarnos de la vida frenética de las grandes urbes, pero a poca distancia de casa.

  2. Sepúlveda

    Sepúlveda ha sido definido en ocasiones como «una de las salas más bellas del museo vivo más grande del mundo», entendiéndose la comunidad de Castilla y León como museo. La combinación de rutas de embalses, miradores, ermitas románicas, altos cerros y una gran variedad de especies animales ha hecho que los paisajes de Sepúlveda se encuentren entre los más inmortalizados de España, como demuestran los trabajos de los artistas Ignacio de Zuloaga y López Tablada.

    Una escapada a este municipio segoviano de caballeros y llanuras nos permitirá contemplar sus torreones árabes del siglo X o escuchar una vez al día el repique de su tradicional «toque de queda», 33 campanadas que antiguamente servían para anunciar el cierre de las puertas de la muralla. Algunas de las actividades más recomendadas son la captura de fotografías desde sus altos miradores o el descenso en piragua por la Senda de los Dos Ríos.

  3. Pedraza

    A escasos 25 kilómetros de Sepúlveda hacia el norte y siguiendo la ruta de los Lechones propuesta por la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, se encuentra una villa amurallada medieval que ha ido adquiriendo gran popularidad a nivel nacional, entre otras cosas por su celebración de «la noche de las velas». Este pintoresco pueblo segoviano aúna leyenda y tradición y ofrece tanto encanto medieval como belleza natural. Pedraza es además uno de los mejores lugares para familiarizarnos con el producto artesano; en sus numerosas tiendas podrás encontrar desde jabones y chocolates confeccionados a la manera tradicional hasta una selección de muebles rústicos.

    Si quisiéramos seguir conociendo lugares emblemáticos de Castilla y León, la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España propone en su ruta llegar hasta Maderuelo, bella localidad segoviana a las orillas de un embalse, continuar hacia Ayllón, municipio ubicado a las faldas de una colina y alcanzar después Valverde de los Arroyos, uno de los Pueblos Negros de la provincia de Guadalajara.

  4. Almagro

    El municipio señorial manchego de Almagro nos ofrece un escenario de leyenda de guerreros, monjes y caballeros y una oportunidad única para disfrutar del teatro, ya que la historia de la ciudad se encuentra íntimamente ligada a la de este arte. Almagro, en la provincia de Ciudad Real, alberga el único Corral de Comedias que se conserva intacto en España. Este pueblo seduce a los turistas por su tradición señorial, por ser un lugar idóneo para soñar y por estar rodeado de enclaves naturales y paisajísticos de primer orden, como las Lagunas de Ruideira.

    Una de las actividades más recomendables para realizar en Almagro, además de asistir a una de las representaciones teatrales que tienen lugar en su Corral de Comedias, es organizar itinerarios por sus numerosas bodegas, almazaras y queseras para degustar sus productos típicos.

  5. Albarracín

    El municipio de Albarracín, a 1.171 metros de altitud, promete naturaleza, aire puro, paisajes rocosos y un enclave idóneo para los amantes de los entornos nevados. Los 400.000 turistas que recibe al año admiran el contraste de sus cielos blancos con el característico tono rojizo de sus edificios, que fueron restaurados siguiendo el mismo modelo. Este municipio al suroeste de la provincia de Teruel es un destino perfecto para practicar deportes de aventura, como descenso de cañones, piragüismo, buceo o tours de trail running, así como para realizar itinerarios etnológicos, con raquetas de nieve o de observación astronómica. Quienes busquen un plan algo más tranquilo podrán hacer un recorrido alrededor de su impresionante muralla pasando por sus señoriales puentes colgantes.

    Continuando hacia el noreste de la Península, podemos seguir la ruta de los Pueblos Mágicos propuesta por la Asociación y conocer el bello municipio zaragozano de Anento, el antiguo pueblo turolense de Cantavieja o la ciudad amurallada de Morella, al norte de la provincia de Castellón.